Jorge Ricardo
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 10-Oct-2020 .-El Presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó la labor de los ingenieros militares, quienes construyen el nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles, en Santa Lucía, y un tramo del Tren Maya, entre otras obras que se les han encargado.

“Ya los ingenieros militares están demostrando que trabajan bien y con calidad. Ahí está el ejemplo de la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles”, dijo López Obrador, en un discurso en Campeche, donde supervisó el avance del Tren Maya, en su Tramo 2, de Escárcega a Calkiní, a cargo de Grupo Carso.

El Presidente resaltó que los tramos 6, de Escárcega, Campeche, a Chetumal, Quintana Roo, y el 7, el más complicado, de Chetumal a Tulum, serán construidos por ingenieros militares, una vez que se liberen de Santa Lucía.

“Por eso no me preocupa en esos dos tramos, de Tulum a Escárcega, porque sé que vamos a terminar en tiempo y de conformidad con el presupuesto que se requiere, que se necesita, y que vamos a inaugurar en 2023 el Tren Maya”, dijo López Obrador.

El Presidente señaló que el aeropuerto Felipe Ángeles tiene un avance del 30 por ciento y que la pista militar, la primera de las tres que se construirán en la primera etapa, y las instalaciones militares serán inauguradas en febrero, como se había anunciado.

Aprovechó para recordar la cancelación del aeropuerto en Texcoco y criticó de nuevo el costo que tendría, según dijo, de 300 mil millones de pesos, en contra de los 75 mil millones que, dijo, costará el de Santa Lucía, sin considerar las pérdidas y las multas por la cancelación de la sede.

El Presidente, sin embargo, impulsó a trabajar en el Tren Maya, de mil 500 kilómetros, para concluirlo en 2023.

“Debe de preocuparnos y ocuparnos, el que no nos gane el tiempo”, dijo.

En la supervisión de la obra, acompañado por el Gobernador de Campeche, Carlos Miguel Aysa González; el director del Fonatur, a cargo de la obra del Tren Maya, Rogelio Jiménez Pons, y de la Secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, el Presidente también agradeció a Grupo Carso y a su dueño, Carlos Slim, a quien describió como respetuoso de las instituciones.

“Es un hombre institucional. No se mete en politiquerías, está dedicado a sus empresas, bueno él ya no tanto, sigue ahí de asesor, apoyando a sus hijos, pero es muy respetuoso de las instituciones y del Gobierno que surgió de un proceso democrático, de un gobierno legítimo como es nuestro Gobierno”, apuntó.