El vicepresidente regional de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, Jael Pérez Sánchez, advirtió que las presiones inflacionarias generarán un aumento en la pobreza extrema tanto en Aguascalientes como a nivel nacional, dado que a muchas familias no les alcanza para cubrir el costo de la canasta básica.
En conferencia de prensa, el especialista detalló que las últimas cifras de la pobreza a nivel nacional según el INEGI en el año 2020 señalan que el 43% de la población se encuentra en algún grado de pobreza y el 8.5% de la población en México se encontraba en pobreza extrema. Mientras que para Aguascalientes el 27.6% de la población estaba en algún grado de pobreza y el 2.4% en pobreza extrema, lo que representa a alrededor de 40 mil personas.
Por el lado de la inflación en México, indicó que según el último dato del INEGI, en la primera quincena de julio se ubicó en 8.16%, la cifra más alta en los últimos 20 años. Detalló que en el rubro de alimentos, bebidas y tabaco, la inflación fue del 11.95%, es decir, está creciendo más que el promedio de inflación. Indicó que en el caso de las frutas y verduras se tiene un incremento del 17.30%; y en los productos pecuarios se tiene un aumento del 16.33%.
Pérez Sánchez consideró que para diciembre se ve muy difícil que la inflación vuelva a regresar a la banda del 4%, lo cual pudiera ocurrir hasta mediados del año 2024 y por el contrario, para lo que resta de este año se espera que continúen las presiones inflacionarias y en 2023 se comience a dar una disminución. Lo anterior, dijo, afectará los patrones de consumo de la población, por lo que necesariamente tendrán que adquirir algunos productos sustitutos, lo cual será decisión de cada una de las familias.

DAÑOS COLATERALES
El aumento de la pobreza extrema, viene acompañado de:
· Rezago educativo
· Dificultad para acceder a los servicios de salud
· Dificultad para contar con seguridad social

¿CUÁNDO CONOCEREMOS EL IMPACTO?
En junio de 2023 el INEGI actualizará las cifras sobre la pobreza en México. El levantamiento de la encuesta se realiza de agosto a diciembre del año en curso.