El conjunto del Milán derrotó a la Juventus por un marcador de 0-3, bajando a la Vecchia Signora al quinto lugar general, por lo que Cristiano Ronaldo y compañía están, de momento, fuera de la Champions League.
En el último partido de la jornada 35 de la liga italiana, se enfrentaron los equipos de Juventus y Milán en la ciudad de Turín, un partido que llamó mucho la atención al ser un duelo directo por los puestos de Champions, debido a que ambos equipos están sufriendo por permanecer en el top 4 de la tabla.
Después de un aguerrido primer tiempo, todo parecía que se iban a ir al descanso sin goles en ambos arcos; sin embargo, Brahim Díaz se inventó un golazo con un disparo de derecha que se coló en el ángulo superior derecho para así adelantar al cuadro ‘rossonero’.
En la segunda parte, la Vecchia Signora intentó empatar el partido a como diera lugar, pero ni Cristiano Ronaldo ni la delantera de las cebras, estuvieron finos al momento de llegar al marco rival.
Uno de los errores más claros del partido fue el penal que cobró Kessié, casi al iniciar el complemento, regalándole el balón al arquero de la Juventus, aunque, para fortuna del jugador rojinegro, al final su equipo se llevó la victoria o, de lo contrario, hubiera sido muy criticado por la afición.
Al 78′, Ante Rebic puso el 0-2 con un golazo desde las afueras del área y, para sellar la victoria del Milán, Fikayo Tomori puso el 0-3 definitivo con un gol de cabeza en una jugada a balón parado, exhibiendo totalmente la desconcentración de la defensa de la Juventus.
Con los resultados de la jornada, el Inter ya es campeón con 85 puntos, el Atalanta y el Milán comparten el subliderato con 72 unidades, el Napoli completa los puestos de Champions con 70, mientras que la Juventus ocupa el quinto lugar con 69 puntos, por lo que estaría jugando la Europa League en la próxima campaña, lo que abre la puerta a una posible salida de Cristiano Ronaldo.