Una mujer y una niña que la acompañaba resultaron milagrosamente ilesas, luego que el vehículo en que viajaban se salió del camino y cayó a un arroyo pluvial de más de 10 metros de profundidad.
El aparatoso accidente automovilístico se registró el martes a las 09:10 de la mañana, en la avenida Gerónimo de la Cueva y esquina con la calle Río Papaloapan, a la altura del fraccionamiento Villas del Río.
Hasta ese lugar arribaron policías viales de Aguascalientes y la ambulancia UE-53 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
En el fondo de un desnivel y entre los matorrales encontraron un automóvil Volkswagen Jetta, modelo 2012, con placas de Aguascalientes.
La unidad automotriz era conducida por una mujer identificada como Karen, de 28 años, quien luego de ser atendida por los paramédicos se determinó que se encontraba ilesa, al igual que la niña de 6 años que la acompañaba.
Se estableció que el coche Volkswagen Jetta circulaba a exceso de velocidad por la avenida Gerónimo de la Cueva en dirección de oriente a poniente, cuando al llegar a la calle Río Papaloapan, la conductora perdió el control y se proyectó hacia su lado derecho, siguiendo de frente hasta caer al arroyo pluvial, a una profundidad de 10 metros aproximadamente.
Afortunadamente la unidad automotriz no se volcó, sino que se deslizó hasta colisionar de frente contra un montículo de tierra.