Ana Margarita Gutiérrez Urzúa
Agencia Reforma

Guadalajara, México.-Un video que circula en redes sociales muestra al Santísimo Sacramento expuesto en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, que se localiza sobre la Calle Juárez, en el Centro Histórico de Zapotlanejo.

Entre la mala calidad de la grabación, alcanza a percibirse un supuesto movimiento de la hostia contenida al interior de la custodia de oro.

La presunta manifestación sobrenatural se viralizó tras la difusión del sacerdote argentino Carlos Spahn, quien asegura acudió al lugar; no obstante, exhibe el mismo video.

Según el presbítero de la orden de Familia Eclesial Contemplativa de Derecho Diocesano con Apostolado a Cargo, un médico constató que se trata de los movimientos de un corazón humano.

«Se ve cómo se infla la hostia, como un corazón, se ve cómo tiene los latidos de sístole y diástole como un corazón. Eso lo analizó un médico», aseveró.

Precaución y prudencia

De momento, el único conocimiento que tiene la Arquidiócesis de Guadalajara es el video viralizado en redes sociales, indicó el padre Antonio Gutiérrez Montaño, vocero del Arzobispado.

Para que la Iglesia Católica emita un pronunciamiento, es necesario llevar a cabo una investigación; pero nadie la ha solicitado, confirmó.

«Tenemos conocimiento de la misma forma en la que se ha estado publicando en redes sociales, no ha habido una solicitud formal en el sentido de que, de parte del Arzobispado, y siguiendo las indicaciones que ya marca la Iglesia Católica, se pueda hacer una investigación al respeto», detalló.

Una investigación de este tipo contemplaría varios criterios:

• Científico

• Testimonios

• Análisis desde el punto de vista doctrinal

Gutiérrez Montaño pidió prudencia y precaución a los fieles que apoyan esta manifestación. Dijo que la eucaristía no necesita de milagros.

«Tras una investigación se puede dar una declaración oficial si en verdad se trata de algo inexplicable naturalmente, o si se trata de un imaginario. (…) Acatarlo (el milagro) si es real o descartarlo para que la gente no se sienta engañada.

«Lo mejor es ser muy cautos, muy prudentes, y sabiendo que en realidad la eucaristía, en concreto, no necesita de expresiones sobrenaturales. La celebración de cada misa a la que asistimos los creyentes es un milagro», expuso el vocero.

Aclaró que la Arquidiócesis de Guadalajara no es promotora de este tipo de hechos.

«Nosotros no promovemos este tipo de manifestaciones, no porque aparezcan en un video nos vamos a ir con la finta de que eso es verdad.

«Después se puede desatar como una ola de ‘aparicionitis’: que todo mundo quiere ver milagros, manifestaciones sobrenaturales, donde no las hay», señaló.

Otro caso reciente

El pasado 13 de mayo en la Colonia Constitución de Zapopan, se difundió otro supuesto milagro en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe.

En esa ocasión, se aseguraba que una figura de la Virgen de Fátima lloraba sangre.

Ante el hecho, el Cardenal Francisco Robles Ortega pidió prudencia e informó que tampoco hubo una notificación formal al Arzobispado.

«Esta situación es, independientemente que se presenta el caso, nos toca ser sumamente prudentes para no crear una especie de falsa seguridad sobre un fenómeno sobrenatural; crear una psicosis que no conviene», declaró en conferencia de prensa el 15 de mayo.