En calidad de desconocido quedó depositado en el Servicio Médico Forense el cadáver del joven venezolano que murió el pasado viernes al ser atropellado por un tren carguero.

La Fiscalía General del Estado informó que una vez que médicos forenses realizaron la necropsia, se estableció que la causa de la muerte del migrante venezolano fue un traumatismo múltiple.

La víctima de aproximadamente 20 años, murió al ser atropellado por un tren carguero, en las vías del FF.CC. que se ubican en la colonia Constitución, a la altura de la calle Artículo 1o. y casi cruce con la calle Artículo 39.

Hasta el lugar del accidente acudieron policías preventivos del Grupo Motorizado “Centauro” de la SSPM, además de una ambulancia de Cruz Roja y paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas Municipales, encabezados por el médico de vuelo, el doctor Eduardo Álvarez Bravo.

Asimismo, para llevar a cabo las investigaciones correspondientes acudieron los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.

De acuerdo a la versión de otros migrantes, el ahora occiso había bajado del tren para acudir a una tienda de conveniencia para realizar algunas compras, aprovechando el convoy ferroviario había detenido la marcha aproximadamente para dar paso a otro tren carguero que se aproximaba.

Cuando el venezolano ya iba de regreso, decidió cruzar por debajo de uno de los vagones, de uno de los trenes cargueros que en ese momento estaba detenido, con la intención de alcanzar el convoy en el que viajaba con rumbo a Ciudad Juárez.

Sin embargo, al estar realizando dicha acción, el tren reinició la marcha y lo atropelló, provocándole la amputación de su pie izquierdo.

Sobre la muerte del venezolano ya se notificó al Instituto Nacional de Migración (INM), a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Embajada de Venezuela en México, a fin de poder identificarlo y contactar a sus familiares.

Se informó que como señas particulares, la víctima tenía un tatuaje en el antebrazo izquierdo con el nombre de “Emilia” y una corona.