Arely Sánchez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los consumidores mexicanos están migrando a productos más baratos como una forma de hacer que su dinero rinda más, en medio de la actual crisis económica, coincidieron especialistas de EY-Parthenon.

Hasta septiembre pasado, 44 por ciento de los consumidores mexicanos optó por consumir marcas más baratas que las que habitualmente compraba; mientras que el 55 por ciento se mantuvo con la misma o incluso una más cara y sólo el 1 por ciento dejó de comprar.

“Los consumidores están teniendo un impacto en su bolsillo. A raíz de eso están siendo cautos gastando menos, se han financiado a través de ahorros, préstamos y casas de empeño y han estado teniendo un comportamiento relacionado con probar y adquirir bienes en muchas categorías, marcas más baratas en categorías esenciales y no esenciales y han estado realizando compras en diferentes canales”, expuso Ángel Estrada, vicepresidente de Práctica de Estrategia de EY-Parthenon, en el reporte sobre consumo en México.

Una de las categorías donde hay más migración de marcas es en la compra de medicamentos, pues 45 por ciento de los consumidores admitió estar comprando productos más baratos.

“El consumidor migró a genéricos para mantener su tratamiento, esa es la tendencia en temas de salud”, agregó Jorge Lacayo, socio líder de EY-Parthenon.

Categorías no esenciales como la ropa, electrónicos, alcohol, perfumes y cosméticos son los productos que más se han dejado de comprar, con 88 por ciento de los consumidores que ya no los adquieren.

En contraste, equipo de protección ante la pandemia como geles antibacteriales, cubrebocas y caretas han sido de las nuevas categorías que inciden en el gasto.

Lacayo agregó que, en septiembre, 70 por ciento de los consumidores mexicanos admitió que gastó menos en alimentos y bebidas, especialmente porque ha tenido que preparar más alimentos en casa o dejado de frecuentar restaurantes.

En tanto, 54 por ciento gastó menos en la compra de productos personales.

Otro reflejo del cambio de hábitos de consumo para buscar ahorro es que el 26 por ciento de los consumidores está comprando en tiendas en línea.

Estrada agregó que la temporada del Buen Fin 2020 mostró que si bien la gente está buscando ahorrar, reduciendo sus gastos en artículos no esenciales, cuando encuentra una buena rebaja tiene el incentivo para adquirir un bien no esencial.