El presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Mario Armando Valdez Herrera, pidió al IEA estar alerta con la migración de alumnos de colegios privados a escuelas públicas, ya que sería inadmisible regresar a la masificación de aulas; después de muchos años se lograron grupos con un máximo de 35 alumnos, no puede retrocederse; es antipedagógico, trabajar con 50 ó más estudiantes a la vez.
Sobre las declaraciones del titular del IEA, Raúl Silva Perezchica, en el sentido de que el Instituto está preparado para recibir la demanda que se presente en todos los niveles educativos, consideró difícil que se tenga tanta infraestructura porque tan sólo en educación básica, únicamente se tiene capacidad para atender la inscripción habitual.
El legislador dijo estar consciente de que hay familias que por problemas de desempleo ya no contemplan la educación privada, de ahí que deben buscarse estrategias para responder a sus necesidades, sin que se ponga en riesgo la calidad educativa.
“Actualmente, con la modalidad de educación a distancia que empieza el próximo día 24, no hay problema de que aumente la inscripción, pero cuando se regrese a las aulas, éstas no pueden saturarse, no puede volverse al hacinamiento”.
Asimismo, destacó que afortunadamente los maestros están dispuestos a adaptarse a las circunstancias actuales y ya tienen la experiencia desde marzo al término del pasado ciclo escolar. De hecho ya recibieron una semana de capacitación y la segunda etapa será la próxima semana.
“Se diseñan estrategias para atender las necesidades de niños rezagados, por falta de tecnología o de apoyo de sus tutores; incluso, considerando que hay los que carecen de formación académica, los maestros trabajan en cuadernillos de apoyo para quienes los requieran”.
Finalmente, consideró indispensable que todo el alumnado tenga acceso a internet, y dado el ofrecimiento del Gobierno de hacer real ese servicio en forma indiscriminada, “ojalá y se dé oportunamente, antes del 24 que inicia el nuevo ciclo a distancia”.