Considerar prematuro un análisis exhaustivo del servicio proporcionado por el Modelo Integral de Aguas de Aguascalientes es una posición que sostiene la regidora Citlalli Rodríguez González, quien, sin embargo, subraya que la rendición de cuentas siempre es bienvenida.

La regidora discutió varios aspectos del desempeño del MIAA, señalando que, a pesar de las preocupaciones iniciales, hay señales de mejora en la operatividad del sistema. Resaltó la participación del alcalde, Leo Montañez, en labores de supervisión, como la inspección de pozos y la detección de fugas, lo que sugiere un compromiso activo con el MIAA.

No obstante, también hizo notar que desde la autonomización del MIAA no se ha efectuado una rendición de cuentas formal. Aunque reconoce el papel crucial de la vigilancia ciudadana y mediática, Rodríguez González subraya la importancia de realizar revisiones financieras para evaluar con mayor precisión el rendimiento de la entidad.

En cuanto a la percepción ciudadana, la regidora mencionó que la población se está adaptando al nuevo enfoque operativo del OPD. Destacó el breve lapso transcurrido desde la implementación del modelo, apuntando que los empleados aún no han cumplido los seis meses necesarios para adquirir derechos y obligaciones laborales. En este contexto, consideró prematuro emitir juicios definitivos sobre el desempeño del modelo en este momento.