El alcalde de Aguascalientes, Leo Montañez, descartó toda posibilidad de concesionar nuevamente el servicio de agua potable en la capital, pese a pronunciamientos infundados que sugieren que MIAA tiene problemas financieros.
Consideró que cualquier insinuación en torno a ello se basa en información errónea, ya que la realidad es que el Modelo Integral de Aguas de Aguascalientes ha recaudado en el primer semestre del año más de 500 millones de pesos. Esto significa que MIAA opera de manera eficiente y autónoma, demostrando su capacidad para autofinanciarse y realizar las inversiones planeadas para la prestación del servicio público.
Subrayó que de los 500 millones de pesos recaudados en la primera mitad del año, se han reinvertido más de 86 millones de pesos en la rehabilitación de redes y drenajes, un concepto esencial para mejorar los servicios sanitarios, un aspecto crucial que a menudo se pasa por alto.
Montañez resaltó la importancia de que el municipio gestione el servicio de agua potable, argumentando que los recursos generados se reinvierten en la comunidad, beneficiando tanto a los ciudadanos actuales como a las futuras generaciones.