De tanto repetir la misma promesa, de que en el siguiente año no habrá aumento de impuestos y derechos, que ya nadie toma en cuenta, porque al final del día se hacen “ajustes” a las tarifas y que según los  funcionarios de las áreas de finanzas serán de acuerdo a lo que se espera del índice inflacionario, pero que ellos calculan hasta por el doble de lo que llega a ser.

En estas condiciones, el ciudadano paga un gravamen aumentado por su decisión de vivir en sociedad, lo que no tuviera mayor importancia puesto que todos lo hacen, a no ser que a cambio recibe malos servicios y si se queja no lo escuchan, o si junto con otras personas se rebela será reprimido por la policía y hasta lo pueden acusar de sedición.

Si Usted, amable lector o lectora, tuvo la oportunidad de enterarse de cómo quedaron las leyes de ingresos del gobierno del estado y los once municipios, que regirán a partir del uno de enero de 2020, conoció que en nueve de los ayuntamientos se fueron a la alza y sólo en dos los redujeron.

Quienes no se midieron fueron Cosío, que incrementará sus ingresos en 39.94%; Jesús María, 25.57% y Asientos 22.68%, lo que significa que todo saldrá del bolsillo de los contribuyentes, máxime que para el próximo año se espera un decrecimiento de los apoyos federales, consecuentemente la carga la llevarán los habitantes de cada lugar, que de poquito aquí, otro poquito allá, será el que aporte los recursos que requieren los respectivos presidentes municipales para llevar a cabo sus programas.

Le siguen Rincón de Romos con 14.40%, El Llano 14.84%, Aguascalientes 13.34%, Calvillo 7.61%, San Francisco de los Romo 3.52% y San  José de Gracia 1.22%.

En sentido contrario están Pabellón de Arteaga, al presentar un gasto menor en 3.34% y Tepezalá 1.03%, lo que habrá que ver cómo le van a hacer para atender las necesidades sociales con menos recursos, porque no pueden esperar el apoyo de la administración estatal, que a su vez tendrá una baja de las aportaciones federales.

En cuanto al gasto del gobierno del estado aumentará en 4.71%, al señalar que aplicará 27 mil 019 millones 609 mil millones de pesos, mientras que en 2019 ha sido de 25 mil 804 millones 619 mil pesos.

Otro punto a destacar es que aún cuando se había asumido el compromiso de que ninguno se endeudaría, de cualquier manera lo hará Jesús María con 30 millones de pesos, destinados a la adquisición de camiones para la basura, equipamiento a seguridad, infraestructura urbana y servicios básicos; en Asientos será por 13 millones de pesos para mejorar en agua potable y servicios de energía eléctrica, y El Llano con 4 millones de pesos, reservados a purificadora de agua, mejora en sistema de recaudación  y recuperación de la cartera vencida.

Está claro que el incremento en el gasto de los ocho municipios y el estado tiene que salir de algún lado y no puede ser otro que de la mínima falta que cometen los habitantes, como ocurrió poco antes del mediodía del domingo pasado en la calle Rayón de la ciudad capital, en donde un agente de vialidad colocó la boleta de infracción en un vehículo estacionado frente a un jardín de niños que lleva largo tiempo cerrado, pero en la guarnición tiene pintura amarilla, apenas perceptible por los años que no se repinta. No se puede estacionar en ese lugar porque hay una escuela, pero mientras aparezca unos milímetros del color ámbar es más que suficiente para abultar el ingreso de las arcas municipales, situación que se refrenda en cualquier punto, porque la consigna es aprovechar el mínimo desliz, y aunque lo nieguen la obligación de los ex tamarindos es cumplir la cuota diaria de entregar el mayor número de papeletas diarias de transgresión.

Lo que no acaba de convencer, pese al lapso transcurrido desde que se forzó, es el Impuesto Sobre la Nómina (ISN), que si se destinara para los fines propuestos inicialmente, como era de servir de fondo revolvente en apoyo a todos los aportadores, principalmente a las empresas, otro gallo cantaría, pero hoy es sólo una parte, puesto que otra es para seguridad pública. De 2% que se paga este año, el próximo será de 2.5%, alza que también se utilizó con el tema de la reducción del presupuesto federal.

Tanto la hacienda federal como finanzas estatales y municipales mantienen un cerco sobre los causantes cautivos, que son alrededor de 48% del total de los habitantes que tienen un ingreso, porque el otro 52% no paga impuestos y si acaso lo hace es al municipio por el derecho de vender en la calle, consecuentemente, toda la carga la lleva el ciudadano que cumple con sus obligaciones fiscales.

IFE  INTEMPORAL

La persecución de que es objeto el Instituto Nacional Electoral (INE) no ha logrado reducir su presencia en el interés ciudadano, por lo que sigue adelante sin hacer caso de lo que dicen sus detractores oficiosos y gratuitos, ya que por encima de todo está una labor ampliamente reconocida que ya rebasa tres lustros.

En este sentido, el vocal ejecutivo en Aguascalientes del INE, Ignacio Ruelas Olvera, subrayó que las condiciones en que está el organismo es difícil, toda vez que está relacionada “a la denostación ocurrente”, lo cual de ninguna manera debilitará el trabajo que realiza el organismo.

Lo que hace es estar enfocado en garantizar la calidad de los procesos electorales y así continuará a pesar de los embates de los que es objeto, por lo que debe quedar firme es que “los derechos de las y los ciudadanos están garantizados, no sólo para el voto sino también para contar con su documento de identificación, único en México, que se llama credencial para votar con fotografía, y que es el instrumento jurídico por el cual los mayores de 18 años se pueden identificar”.

El INE se encarga de tener lista la plataforma que garantice la transición pacífica del poder público, por lo que pese a los críticos, es una institución inmarcesible, que cumple cabalmente el ordenamiento constitucional, aún cuando con el recorte que determinó la Cámara de Diputados obligará a hacer el máximo esfuerzo para cumplir con la encomienda y lo hace “por la sola razón de ser la representación popular, si ellos hacen bien o mal su trabajo, será un problema que tendrán que afrontar en su momento”.

Ruelas Olvera sostuvo que es lamentable la reducción del gasto que aplicó el Congreso al INE, aún cuando se hizo todo lo humanamente posible para demostrar el porqué necesitaban el presupuesto acordado y que requerían para desempeñar su labor en 2020, pero “más lamentamos que en la Cámara de Diputados no haya expresado, fundado y motivado la razón para la disminución del presupuesto y sus partidas”, puntualizó el representante del Instituto en la entidad.

Lo que le faltó comentar al ingeniero Ruelas es que en el fondo, con el acuerdo legislativo y las reiteradas agresiones de varios diputados y senadores de la bancada mayoritaria, se ha pretendido quitarle autonomía al INE y que hasta ahora no han logrado, gracias a que el Consejo General ha sabido defender y sustentar sus razones, pero es desgastante tener que estar semana tras semana a la defensiva y oteando el horizonte ante las asechanzas.

EL GORDILLISMO

Todo aquel que en Aguascalientes apostó a que Elba Esther Gordillo Morales estaba fuera de la jugada debe pensar en un buen pretexto para ser readmitido en las filas de la ex dirigente del SNTE, luego de su reaparición el pasado 18 de diciembre. Mediante un video convocó a sus simpatizantes a estar preparados para los cambios en el ámbito educativo en 2020. Mediante su cuenta en Facebook “La Maestra”, aseguró a los profesores que regresará a su lado: “Deseo que estas vacaciones les permita descansar porque muy pronto habrá que estar listos para enfrentar con éxito los grandes cambios que requiere nuestro sistema educativo y nuestra organización sindical. No tengan duda, mi anhelo es éste y que mi lugar es y será siempre a lado de los maestros y maestras de México, que pasen felices fiestas y muy muy exitoso año nuevo”. Para aquellos que le fueron fieles están de pláceme por su regreso y quienes supusieron que ya no volvería deberán tener una buena excusa.

 

¡Participa con tu opinión!