Omar Fares
Agencia Reforma

CDMX.- El 2020 quedará marcado para el golf mexicano: Carlos Ortiz logró el primer triunfo de un mexicano en el PGA Tour en 42 años, al imponerse en el Abierto de Houston.
El reconocido entrenador Rafael Alarcón, mentor de la ex número uno del mundo, Lorena Ochoa, destacó el trabajo de Ortiz.
“Es una persona con un carácter muy fuerte, y sin duda su vida fuera del campo de golf, estando casado, con dos hijas, con estabilidad, te da lo que se dice mayor madurez, seguridad de que estás en el lugar al que perteneces y puedas tener el éxito que quieres. Todas esas cosas se van conjuntando, y para él seguro es la razón por la que ha tenido éxito”, consideró Alarcón en entrevista.
“(También) pudo jugar de manera agresiva, como a él le gusta, vio que tenía oportunidad con el instinto ganador que tiene y que va asociado con un instinto agresivo, eso lo pudo mantener, y por eso pudo ir hacia adelante”, agregó.
El 8 de noviembre, Ortiz se hizo del trofeo del Houston Open, dejando atrás nada más y nada menos al número uno del mundo: Dustin Johnson.

‘Siempre inquieto’
Alarcón conoció a Carlos desde niño, cuando jugaba en el Guadalajara Country Club.
“Siempre fue muy inquieto, un chavito muy flaquito, muy buen chavo, pero inquieto, muy platicador; él siempre ha tenido mucha confianza.
“No he sido de darle muchos consejos, pero en alguna ocasión, cuando se hizo profesional, sí me pidió consejos con respecto a la profesión, y le dije que supiera vivir el éxito que se vive en el campo también fuera de él”, recordó.
El entrenador reconoce que hay cierta envidia, de la buena, ya que su objetivo como golfista profesional en el PGA Tour fue precisamente alcanzar el éxito que hoy disfruta Ortiz.