Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A diferencia de Chile, Noruega y Reino Unido, México anunció que no aumentará su compromiso de reducción de emisiones ante el Acuerdo de París.

El País reafirmó que busca reducir el 22 por ciento de sus emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030, así como el 51 por ciento de carbono negro para el mismo año, informó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en un comunicado.

La decisión de refrendar estos porcentajes es un retroceso en materia de cambio climático y viola el principio de progresividad del Acuerdo de París, denunciaron organizaciones no gubernamentales (ONGs) ambientalistas.

«México deja de estar en la línea frontal de combate al cambio climático y se convierte en uno de los países con NULA ambición, poniendo el riesgo el cumplimiento de derechos humanos de su población presente y futura», señalaron en un comunicado.

Además, esta reafirmación incumple la Ley General de Cambio Climático (LGCC), que contempla los objetivos del Acuerdo de París, un pacto internacional creado en 2015 para hacer frente al fenómeno.

Su objetivo central es mantener el aumento de la temperatura del planeta por debajo de los 2 grados centígrados durante este siglo, con respecto a los niveles preindustriales.

También propone realizar esfuerzos para limitar el calentamiento a los 1.5 grados centígrados.

«México estará fuera de contribuir a la estabilización de 2°C de temperatura y mucho más lejos de los 1.5°C, obligación derivada de la LGCC», apuntaron los ambientalistas.

Entre las 13 organizaciones que denunciaron la ausencia de ambición del País para combatir la crisis climática se encuentran la Alianza Mexicana contra el Fracking, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Greenpeace México, el Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamerica y el Caribe (GFLAC), Iniciativa Climática de México (ICM) y Extinction Rebellion (XR) México.

¿Cómo funciona el Acuerdo de París?
Los países que firmaron el Acuerdo de París deben presentar cada cinco años sus planes de acción climática conocidos como Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés).

En el caso de México, la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático (CICC) aprobó la semana pasada una actualización a las NDC que reafirma el compromiso actual de reducción de emisiones.

«Confirma la falta de interés del Gobierno mexicano en la agenda climática y la falta de responsabilidad ante los impactos que el propio País está viviendo a causa de huracanes como Eta, (…) que, paradójicamente, amenaza la propia infraestructura de la Refinería 2 Bocas, proyecto energético prioritario del Presidente Andrés Manuel López Obrador», advirtieron las agrupaciones ambientalistas.

Países como Chile, Noruega y Reino Unido aumentaron sus compromisos de reducción de emisiones en sus NDC, de acuerdo con la organización Climate Action Tracker (CAT).

Por el contrario, algunos que no incrementaron su ambición son Brasil, Japón, Nueva Zelanda, Rusia, Singapur, Suiza y Vietnam.