El secretario del Ayuntamiento, Jaime Gerardo Beltrán Martínez, informó que se analizan diversos supuestos para regularizar este mismo año los temas de los valet parking y los food truck; los nuevos reglamentos se encargarían de vigilar el cumplimiento de estos dos servicios, a fin de generar certeza para todos los usuarios y acabar con las molestias a los vecinos.

Detalló que el instrumento legal para los valet parking se presentará al Cabildo capitalino para finales de marzo próximo, en especial con la presidenta de la Comisión Permanente encargada de estas áreas, Citlalli Rodríguez. La regulación de los food truck tardará hasta el segundo semestre.

El funcionario informó que en los valet parking se evalúa la integración de un reglamento en específico para regular este tema, y sin duda es un servicio importante que se ofrece a los propietarios de vehículos que llegan a restaurantes, antros, bares o cualquier otro establecimiento de servicio o de productos, pero el problema es que no tienen un lugar específico para estacionar los autos.

Es común que el valet parking termine molestando a los vecinos en torno a esos establecimientos, motivo por el cual se trabaja para abordar todas las aristas de la problemática para regularizar el tema sin afectar a este sector que ha estado funcionando a través del tiempo.

Una de las condicionantes para los valet parking es contar con un terreno que utilicen como estacionamiento de sus vehículos para que puedan operar, esto para dar tranquilidad y certeza del cliente que les deja su coche y del mismo propietario del establecimiento respecto a que la unidad no la dejaron en otro lado y luego venga un reclamo del cliente.

Aclaró que varios establecimientos que prestan este servicio ya cuentan con sus propios estacionamientos, pero la realidad es que son los menos los que se encuentran en este supuesto.

Respecto de los food truck, dijo que esta actividad se ha convertido en una moda en los últimos meses, porque es algo práctico acondicionar un vehículo para prestar un servicio de alimentos. Aunque la autoridad municipal trabaja para que ofrezcan seguridad por el uso de gas y gasolina u otros combustibles.