Daniel Reyes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Aunque hace apenas dos semanas en Monterrey lanzaron un llamado urgente a la Federación para definir un calendario de reactivación económica ante la contingencia del Covid-19, los Gobernadores del noreste cambiaron ayer de postura al afirmar que no está superada la fase de mayor riesgo de contagios.
Reunidos en Durango, los Mandatarios consideraron incorrecto que la Secretaría de Salud federal hable de que se está “aplanando” la curva.
“Aquí planteamos”, dijo el Gobernador Jaime Rodríguez, “endurecer nuestras campañas de comunicación para disuadir a la gente a que se quede en su casa, porque esta semana tuvimos brotes.
“…La gente se ha relajado, es mala la comunicación de decir que la curva está aplanada, porque la gente piensa que ya está y puede salir… Tenemos que decir: Hoy estás vivo, mañana puedes estar muerto”.
Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Silvano Aureoles, de Michoacán; y José Rosas Aispuru, de Durango, también dijeron que se requiere reforzar medidas de prevención.
El tema de la reactivación, añadieron, se analizará detenidamente con los especialistas en salud.
“No hay una disminución de los contagios en las Entidades”, expresó Aureoles, “y no quisiéramos adelantar juicios de cuándo se debe reabrir la economía”.
El Gobernador de Coahuila dijo que es necesario seguir explorando protocolos para reabrir industrias que se están reactivando en Estados Unidos, como la automotriz, pero priorizando la salud.