A partir del próximo lunes 5 de julio habrá paro técnico durante toda la semana en Nissan y en COMPAS así como en varias empresas proveedoras de autopartes del estado debido al cambio de modelos, lo cual implica ajustes y modificación de herramentales para arrancar con la fabricación de los automóviles 2022, anunció el secretario general del sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León.

El también secretario general adjunto de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes informó que este paro programado anualmente, involucra a un universo de casi 15 mil trabajadores de Nissan y COMPAS y varias empresas proveedoras quienes se irán de vacaciones y donde sólo laborará el personal de áreas propiamente de ingeniería, de mantenimiento y personal de apoyo que a veces requieren también de otras áreas.

Aclaró que esta semana que viene va a ser prácticamente improductiva para Nissan y COMPAS, ya que no hay fabricación alguna de vehículos y sólo se ejecutan trabajos de acondicionamientos y cambios de cara a los nuevos modelos 2022 por lo que la actividad se reanuda hasta el lunes 12 de julio. “Va a haber líneas paradas en algunas empresas de autopartes, pero van a ser paros parciales y en lo que son las áreas de la armadora Nissan, ahí sí hay paro total”.

Asimismo, comentó que en el arranque de este mes, los días 1, 2 y 3 de julio también hubo paro parcial en Nissan en la planta A1 en el área de Ensamble de Vehículos, en COMPAS y en algunas empresas de autopartes de la localidad debido a la escasez de componentes electrónicos. Detalló que para evitar afectaciones en los bolsillos de los trabajadores se les aplicó tres variables: una es con el 50% del salario y en algunas empresas proveedoras de autopartes hay negociaciones hasta del 75% de pago; también pueden aplicar días de vacaciones que tengan pendientes; así como la permuta donde se paga al 100% y se queda a deber el día cuando la empresa lo requiera.

Finalmente, dijo que para lo que resta del mes de julio hay la posibilidad de aplicar más días de paros por la falta de componentes, los cuales aún están por definirse, aunque es probable que sea para última semana de julio.