Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no ha ejercido presión contra jueces por amparos contra obras del Tren Maya.

Asimismo, mencionó que se están intensificando los trabajos con más equipos tras retrasos por recursos legales contra el proyecto.

«Nosotros no ejercemos presión contra nadie y lo que hicimos en el caso del Tren Maya fue presentar toda la información que nos solicitaron y hacer uso de la facultad que tenemos para declarar una obra de interés público, de interés nacional, de seguridad nacional, y eso fue lo que hicimos mientras se resolvían los amparos, hubo este decreto que nos permitió avanzar y qué bueno que ese juez ya está desechando todos los amparos», dijo en conferencia mañanera.

«Puede ser que nos detengan como en este tramo del Tren Maya, dos, tres meses, pero ya estamos y vamos a recuperar el tiempo porque estamos con más equipos e intensificando nuestra acción, nuestro trabajo, para recuperar lo perdido, quién sabe con qué van a salir ahora, pero no van a poder detenernos, y es también legal el que se utilice el amparo y que haya oposición, es normal y además entiendo que estén molestos, y hasta les ofrezco disculpas por la molestia que ocasiona desterrar la corrupción de México».

López Obrador criticó a los opositores al proyecto del Tren debido a que no han presentado una alternativa.

«Se requiere una oposición fuerte, inteligente, con autoridad moral, visionaria, ¿por qué no presentan su proyecto alternativo?, dicen ‘está mal lo que están haciendo’, lo que deberían hacer es esto, pero ¿se acuerdan de algo que presenten como alternativa? ¿Han elaborado un volante con 10 propuestas? ¿Un volante con 10 propuestas para frenar la transformación que estamos llevando a cabo nosotros? Nada, nada, todo es no, no, no, no», acusó.

Agregó que se pagará por los predios de las obras a partir de avalúos, pues hay convenios con los propietarios.