Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal estaría subestimando la inflación y sobreestimando el crecimiento en el Paquete Económico para el próximo año, lo que podría generar presión a las finanzas del País, advirtió la calificadora Moody’s.
«Una subestimación de la inflación y tasa de interés podría afectar temas en cuanto a carga de intereses, que afectarían métricas clave para nosotros en la parte soberana», declaró Renzo Merino, analista principal de Moody’s para el Gobierno de México, en el foro Inside LatAm México 2022.
También consideró que la previsión del crecimiento económico para 2023 del Gobierno federal es «sorpresiva».
«Causa cierta sorpresa un poco la expectativa macroeconómica; nosotros proyectamos uno de más o menos el uno por ciento y el consenso actual está en 1.5 por ciento. Si no se da un crecimiento del 3 por ciento, pueden complicarse ciertas cosas por el lado de los ingresos», comentó.
Se le preguntó si la calificación del País se vería afectada en caso de que la economía creciera menos de lo que estima el Gobierno, a lo que respondió que sí, pero descartó que haya un cambio al menos hasta 2024.
«Podría, sí. La relación fiscal y crecimiento está más bien por el lado de los ingresos; si el crecimiento no es tan dinámico, podría pesar sobre algunos de los ingresos. Hay otras variables que claramente en el contexto actual son mucho más difíciles de pronosticar: el precio del petróleo y de los combustibles», acotó.
«Lo que indica la perspectiva, el balance que existe para México, es que el perfil crediticio para los próximos 12 a 24 meses debería mantenerse con esta calificación de Baa2», agregó más adelante.