Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comer, que cuenta con 75 tiendas de autoservicio en México, decidió frenar la instalación de más paneles solares en sus tiendas, especialmente las nuevas, ante la incertidumbre generada por la reforma eléctrica.
«Recortamos toda la inversión que tenemos en futuras tiendas en paneles solares. Hemos cancelado o puesto en espera toda esa inversión para ver cómo evoluciona la reforma energética.
«Esperamos que al menos esa parte de la generación, que es autogenerada por el sol, es decir, los paneles solares en nuestras tiendas, no se vean afectados por la reforma, pero no lo sabemos», dijo sin precisar el monto Rogelio Garza, director de Administración y Finanzas de La Comer.
En conferencia con analistas, luego de presentar sus resultados financieros al tercer trimestre del 2021, Garza detalló que, actualmente, la compañía tiene dos contratos para proveer energía limpia a sus tiendas, mismos que de ser suprimidos con la reforma, incrementarán los gastos de la firma.
«Esos contratos bajo la nueva ley están prohibidos o la idea del Gobierno es suprimir ese tipo de contratos. Si eso sucede, deberíamos tener un aumento en el gasto de energía de, digamos, un 15 o un 20 por ciento de nuestro gasto total», alertó.
El directivo señaló que desde el inicio del actual Gobierno, La Comer comenzó a enfocarse a seguir con la instalación de paneles solares en sus tiendas.
Garza reveló que antes de que termine el año, La Comer prevé abrir 2 nuevas tiendas más y para el 2022, abrirá entre cinco y ocho nuevas unidades.