Las emociones del deporte universitario se han pausado por el momento, teniendo un receso hasta el próximo año debido a las vacaciones de invierno, pero antes de que los jugadores de baloncesto de la Universidad Panamericana Bonaterra rompieran filas, la institución organizó un evento especial para el coach Alejandro Barrera Gómez, que después de 30 largos años decidió jubilarse.
Fue desde 1992 cuando el coach Barrera comenzó a trabajar para la Bonaterra, en lo que fueron largos años de entrenar a diversas generaciones de jugadores consiguiendo trabajar y pulir a cada uno de los atletas que tuvo bajo su tutela. Barrera consiguió llevar a la Bonaterra al máximo nivel dentro de la Liga ABE, además de participar en la Universiada Mundial en el 2005, logros que prueban su talento para detectar el talento en los jugadores y la enorme dedicación en la duela.
En la gala de su despedida, Barrera recibió la visita, no sólo de su actual plantel, sino que también jugadores del pasado se dieron tiempo para darle un merecido homenaje, que fue bastante emotivo. Tanto jugadores como la institución en sí le dieron palabras de agradecimiento al coach Barrera que entrará a una etapa diferente de su vida, pero dejará su legado dentro del deporte universitario aguascalentense para siempre.