SAMSUNG

Agentes inmobiliarios se manifestaron afuera de Palacio de Gobierno para pedir a la autoridad estatal una solución ante el atorón por parte de los bancos, quienes siguen sin otorgar créditos hipotecarios para vivienda usada en Aguascalientes, lo cual genera una afectación para quienes quieren vender ante una necesidad económica.

Al borde de la desesperación se encuentran agentes inmobiliarios del estado ante la problemática generada con el hackeo que sufrió el Registro Público de la Propiedad en febrero del año pasado y que, a partir de septiembre del año pasado, por decisión de los bancos Santander, Banorte, Banamex, Scotiabank, BBVA y HSBC decidieron cerrar la llave del crédito a las personas físicas para vivienda usada. “No hacen préstamos para compra de casas, para liquidez, para mejora de hipoteca, para construcción o terminación de obra cuando el dueño de la garantía a hipotecar es una persona física con actividad empresarial”.

Resaltaron que esta situación les ha generado pérdidas en el Estado estimadas en cerca de 100 millones de pesos en cuanto a la colocación de créditos durante los 8 meses que lleva parada esta situación. Destacaron que si alguien paga un crédito hipotecario con una tasa del 10% y lo quiere cambiar a otro banco que ofrece el 7%, no lo puede hacer si es persona física y mucho menos si tiene un familiar enfermo y quiere hipotecar su vivienda para obtener recursos para pagar el tratamiento, por lo que la única opción que tiene es la compra de contado. “Los bancos sólo prestan a personas morales, no a físicas y es debido a que aún siguen saliendo certificados de libertad de gravamen con errores por parte del Registro Público de la Propiedad”.

Por lo anterior, pidieron una respuesta concreta de parte de la autoridad estatal para que les digan la realidad de lo que sucede con el Registro Público de la Propiedad y cuándo se comprometen realmente a dar una solución con los bancos, “porque solamente nos dicen que no hay avance, que el hackeo sigue ahí y es muchísima la gente que está afectada en el mercado inmobiliario, no sólo en nosotros como intermediarios de las operaciones, sino en las personas que tienen grandes necesidades y están parados, no tienen recursos, no tienen acceso a créditos, realmente es vergonzoso que después de tanto tiempo no se tome una solución”.