El mercado de los seminuevos crece de manera exponencial en México y Aguascalientes ante la problemática que atraviesa la fabricación de autos nuevos por la falta de semiconductores, así lo señaló Miguel Ángel Bulnes, CEO y cofundador de la empresa Caranty.
Detalló que en la actualidad los automóviles seminuevos son un mercado perfecto que viene a sustituir la gran deficiencia que hay en el tema de los coches nuevos, dada la escasez de componentes electrónicos, lo que hace que para acceder a un vehículo de agencia, el tiempo de espera pueda ir de los 4 meses hasta un año, dependiendo del modelo y la marca. De ahí que el adquirir un seminuevo y con opciones de crédito se vuelve una opción natural para todos estos usuarios que buscan adquirir un vehículo.
Adicional a lo anterior, dijo que la inflación viene a jugar un tema fundamental, dado que todos los ciudadanos tienen que salir a comprar el súper, pagar las colegiaturas, seguros y demás, por lo que, a la hora de que todo incrementa, se afectan los bolsillo de gente. Asimismo, indicó que en la actualidad no hay un auto nuevo que cueste menos de 230 mil pesos, por lo que al encontrar alternativas en los autos seminuevos, éste se vuelve en un mercado con un potencial gigantesco.
Apuntó que el mercado de los seminuevos siempre ha sido un excelente negocio y una buena alternativa para todas las personas y con la escasez de semiconductores que se prevé que persista hasta finales del próximo año, los coches usados se convierten en una opción natural de todos los clientes, por lo que ha habido ya un crecimiento de hasta un 22% en su compra-venta en el primer trimestre de este año.
Subrayó que Aguascalientes es un estado con gran dinamismo en el mercado de automóviles, dado que entre 2010 y 2020 el parque vehicular pasó de 430 mil a más de 676 mil unidades, lo que representa un aumento de casi el 40% y donde el 61% son de uso particular.
Asimismo, dijo que la problemática del robo de automóviles en el país ha ido en aumento y Aguascalientes también ha tenido un incremento, ya que de acuerdo a reportes emitidos por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la entidad está dentro de las principales, dado que de 2020 al 2021 hubo un alza de 42% en el delito de robo de vehículos, lo cual es alarmante.