Para concretar las fechas y formas para el regreso a clases presenciales en el nivel básico, se requieren “menos discursos y sí, más recursos”, pues además de la rehabilitación de los planteles que se encuentran semidestruidos y vandalizados, se necesitarán insumos que permitan el cumplimiento del protocolo sanitario, además del agua y jabón, manifestó el diputado presidente de la Comisión de Educación en el Congreso del Estado, Mario Armando Valdez Herrera.
Por lo pronto, se tiene claro que el 70% de los planteles de primarias y secundarias públicas, no podrán abrir sus puertas el 7 de junio, dado que serán usados como casillas electorales un día antes, y por lo tanto, tendrán que pasar al menos dos días para sanitizarlos, de ahí que en esos casos, abrirán sus puertas hasta el día 9.
Aunque también debe tenerse en claro que de acuerdo al avance de las pláticas, el regreso a las aulas será escalonado y con grupos reducidos, dando atención híbrida a los alumnos que presentan algún rezago, de ahí que el regreso a las aulas sería escalonado, trabajando principalmente la situación emocional de los estudiantes, “se irá viendo la forma de cómo se va a trabajar en esta nueva modalidad”.
Por ahora se está trabajando en la rehabilitación de las escuelas que fueron vandalizadas tras el cierre por la pandemia, en lo que de acuerdo a lo informado por el IEA, se tendrá una inversión de 1.4 millones de pesos aproximadamente, y además de restaurarlas, también se tendrán que sanitizar, labor en la que se contará con el apoyo del personal de intendencia y padres de familia.
Refirió que en todas las escuelas se cuenta con conserjes, en las más pequeñas con uno y en las más grandes hasta con tres, de ahí que en el proceso de limpieza y sanitización, podría ser la labor de dos días.