Moisés de Luna Martínez, director de Justicia Cívica del Municipio capital, presentó datos alarmantes sobre la frecuencia de detenciones, señalando casos de menores de edad con hasta 61 ingresos al C4 y adultos con hasta 500 detenciones.

El director detalló que algunos menores han sido detenidos hasta 61 veces, incluyendo un joven que, al alcanzar la mayoría de edad, acumula 50 detenciones, y otro menor con 61. De Luna Martínez subrayó la importancia de abordar esta problemática de manera colaborativa, integrando esfuerzos con el INEPJA para proporcionar educación a jóvenes que no han completado su educación básica.

Las infracciones más frecuentes que llevan a estas detenciones incluyen la afiliación a grupos vandálicos, intoxicación en la vía pública y orinar en espacios públicos. Para los menores, el procedimiento implica contactar a los padres para la entrega de los jóvenes, repitiendo el proceso si es necesario. Entre los adultos, destacó el caso de una mujer conocida como “La Chuya”, quien ha sido detenida 500 veces.

Respecto a las estrategias de prevención, el director mencionó la implementación de programas de seguridad pública que abarcan actividades deportivas y mejoras en la iluminación urbana, con el objetivo de reducir las infracciones administrativas entre los menores. Enfatizó la necesidad de continuar con estos esfuerzos y la importancia de atender de manera integral las causas subyacentes de estos comportamientos recurrentes.