El robo es el delito de mayor incidencia en los casos dirimidos mediante el sistema de gestión de oralidad penal, dio a conocer la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Gabriela Espinosa Castorena.

Destacó que hubo un incremento del 115% en la incidencia delictiva protagonizada por adolescentes, y en lo que ellos se han visto involucrados tiene que ver con los delitos contra la salud y en menor escala el robo, violación, lesiones dolosas y daño en las cosas.

Consideró que esta situación delictiva a la que se enfrentan los menores de edad, deja ver la desatención de parte de las familias sobre los integrantes niños y adolescentes, y la exigencia debe ser hacia los papás y mamás para que no descuiden a los hijos, pues al crecer, los problemas podrían ser mayores.

De la misma manera, advirtió la necesidad de reforzar las tareas de prevención del delito, particularmente entre los menores y desde la familia; “la responsabilidad es de nosotros como padres, el estar al pendiente de nuestros hijos. Desafortunadamente ahora por distintas cuestiones los adolescentes se desvían hacia otros caminos que parecerían fáciles y luego la vida se les hace más difícil”.

Espinosa Castorena refirió que por parte del Poder Judicial se cumple con lo establecido en la ley para determinar la prisión a menores de edad, pues se indica que hasta los 16 años no deben permanecer más de 3 años en la cárcel y de los 16 a los 18 años su pena mayor no debe superar más de 5 años.

Cabe mencionar que de acuerdo al informe rendido, durante al año pasado se llevó a cabo la evaluación del sistema de gestión de oralidad penal y se estableció un nuevo modelo para optimizar el tiempo que las y los jueces destinaban a las audiencias, dando agilidad a la programación de las mismas, esto en beneficio de quienes se ven involucrados en un asunto de carácter penal, siendo trascendente la reparación del daño obtenida por las víctimas.