Unos adolescentes de 17 y 16 años, fueron vinculados a proceso por estar involucrados en el “levantón” y tortura que sufrió un hombre y a quien le amputaron la oreja izquierda, como escarmiento por estar vendiendo droga para otro grupo delictivo, contrario al que ellos pertenecen.
Tras haber sido detenidos por agentes del Grupo Especializado en Adolescentes de la PDI, en cumplimiento a una orden de aprehensión, fueron puestos a disposición del Juzgado de Control y Juicio Oral Penal y Ejecución Especializado en Adolescentes.
Se trata de quienes fueron identificados por sus iniciales como L.E.S.V., del sexo masculino, de 17 años y S.A.P.P., de 16 años, del sexo femenino. El primero de ellos fue canalizado al CEDA “Aguascalientes”, mientras que la joven fue ingresada al Cereso Femenil.
Estas dos personas fueron vinculadas por los delitos de privación ilegal de la libertad y lesiones dolosas calificadas con ventaja y alevosía, por lo que se les impuso la medida cautelar de internamiento preventivo y se dio un plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria.
A los dos sospechosos se les señala de haber participado en el secuestro y tortura de un hombre identificado como Edgar, de 40 años, a quien le amputaron la oreja izquierda, por lo que fue trasladado al Hospital Tercer Milenio a recibir atención médica.
De acuerdo a las investigaciones que realizaron agentes de la FGE, los adolescentes formaban parte de un grupo de la delincuencia organizada, dedicado a la venta y distribución de drogas en el municipio de San Francisco de los Romo.
El día 8 de septiembre a las 00:30 horas, una pareja acudió al domicilio de Edgar, ubicado en el fraccionamiento La Ribera, en el municipio de San Francisco de los Romo, con la finalidad de recoger el dinero, producto de la droga que le daban a vender.
Posteriormente, con el pretexto de que les ayudara a reparar una motocicleta, le pidieron que los acompañara hasta un domicilio ubicado en el fraccionamiento Cerrada San Francisco, en el mismo municipio de San Francisco de los Romo, donde los adolescentes L.E.S.V. y S.A.P.O., lo amagaron con pistolas tipo escuadra.
Posteriormente, lo amarraron de los pies y de las manos por la espalda, al tiempo que comenzaron a golpearlo en diferentes partes del cuerpo. Lo acusaban de estar vendiendo una droga diferente a la que ellos le entregaban, por lo que presumían que estaba trabajando para otro grupo delictivo.
En determinado momento, la adolescente S.A.P.O, comenzó a cortarle la oreja izquierda con un cuchillo de cocina, por lo que al sentir el fuerte dolor Edgar comenzó a gritar. En ese momento, L.E.S.V. le propinó un fuerte golpe en el rostro, lo que provocó que perdiera varias piezas dentales superiores.
Al no poder soportar el dolor, Edgar terminó por perder el conocimiento y cuando finalmente logró despertarse, se percató que ya había amanecido y se encontraba solo en el domicilio, por lo que aprovechó para escapar y fue a pedir ayuda con el propietario de una tienda de abarrotes.
Una vez que se logró identificar y ubicar a los dos adolescentes, se implementó un operativo por parte de los agentes de la FGE y lograron detenerlos el pasado fin de semana.

VINCULAN A OTROS DOS
Cabe destacar que por estos mismos hechos, el titular del Juzgado de Control y Juicio Oral Penal del Tercer Partido Judicial con sede en el municipio de Pabellón de Arteaga, vinculó a proceso a otros dos individuos identificados como Manuel y Juan Ricardo, por los delitos de lesiones dolosas calificadas y robo calificado.