Elementos de la Policía Estatal, municipales de Calvillo y paramédicos del ISSEA, atendieron el reporte de auxilio luego de que un menor de edad había resultado lesionado por proyectil de arma de fuego.
Los hechos, se registraron alrededor de las 19:00 horas de ayer, cuando en el Servicio de Emergencia 911 recibió el reporte acerca de que sobre la calle Vicente Guerrero, en la comunidad Ojo de Agua del municipio de Calvillo, un menor había resultado lesionado tras recibir un impacto de un proyectil de arma de fuego en la cabeza. Ante esto, se trasladaron al lugar y al llegar se entrevistaron con el padre del menor de nombre Juan Alberto, quien les indicó que minutos antes, su hijo de 13 años había tomado un cartucho útil, sin conocer el calibre y lo había arrojado a unas brasas de carbón encendidas. Esto generó que unos cuantos minutos después, el proyectil se accionara y le provocara una lesión en la cabeza, al escuchar el estallido y el grito de su hijo fue para ver lo que sucedía, percatándose de la herida, por lo cual llamó a los cuerpos de emergencia
Por lo anterior, el adolescente fue trasladado en ambulancia a las instalaciones del Hospital General de Calvillo, donde su estado se reporta como estable.