Aguascalientes es considerada como una de las mejores ciudades para vivir en México. Los residentes hidrocálidos disfrutan de una vida tranquila en una ciudad que destaca, entre otros aspectos, por su seguridad, su clima agradable y su constante crecimiento. Está claro que, como ocurre en todas partes, es posible distinguir las mejores zonas para vivir en Aguascalientes si se comparan unas con otras, pero, a grandes rasgos, es sencillo encontrar un buen lugar para establecerse.

Para empezar, las oportunidades que ofrece el mercado interno en relación con las ofertas de empleo y las posibilidades de emprendimiento, sumadas a un nivel de vida bastante asequible, dan como resultado una ciudad en la que es posible mantener una buena calidad de vida.

Además, Aguascalientes es una ciudad muy recomendable para vivir con niños, ya que en ella es posible encontrar una amplia oferta educativa y zonas para disfrutar en familia, como el Parque El Cedazo o el Parque Rodolfo Landeros. Al mismo tiempo, es un buen lugar de residencia para las personas mayores, por lo que todo el mundo puede encontrar su espacio en esta urbe.

Por otro lado, habría que destacar la amplia oferta inmobiliaria que existe en Aguascalientes. Es posible encontrar viviendas en una franja de precios bastante grande, dependiendo de las características del inmueble o la zona residencial en la que se busque la casa.

Es evidente que la búsqueda de un nuevo hogar puede tener ciertas complicaciones y es posible que, de primeras, cueste encontrar una vivienda que se adapte completamente a los requerimientos del núcleo familiar. Sin embargo, existen múltiples posibilidades a la hora de remodelar una casa para conseguir que se ajuste a las necesidades que se tengan en cada caso o, simplemente, para aumentar su valor.

Algunas de las remodelaciones que pueden hacerse con esta intención tienen que ver con la renovación y actualización de estancias como la cocina o el baño, ya que son zonas a las que se les da mucho uso en cualquier vivienda y conviene que estén en perfecto estado para funcionar a pleno rendimiento.

En relación con el punto anterior, habría que especificar que las modificaciones no deben ir orientadas únicamente a mejorar el aspecto estético de las estancias, sino que también es muy importante cuidar de aquello que no se ve y llevar a cabo remodelaciones en las instalaciones de plomería o electricidad siempre que sea necesario. De hecho, es una cuestión que es imprescindible tener en cuenta para garantizar el buen funcionamiento de los electrodomésticos y sanitarios.

Por suerte, si se decide apostar por una vivienda que requiera este tipo de intervenciones, en Aguascalientes es posible solicitar cotizaciones de plomeros y de otros profesionales cualificados que puedan encargarse de todo, de manera que la inversión dé cómo resultado unas instalaciones funcionales y en condiciones.

Partiendo de toda esta información, es de esperar que resulte sencillo encontrar una buena ubicación para vivir. No obstante, es lógico preguntarse cuáles son las mejores colonias para vivir en Aguascalientes, ya que cada zona tiene sus particularidades y no todas tienen por qué encajar igual de bien con las expectativas o intereses de cada persona.

Centro Histórico de Aguascalientes

Esta zona alberga los principales monumentos históricos de la ciudad y ha sido nombrado Patrimonio de la Nación por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Es posible disfrutar de la arquitectura de los distintos edificios de estilo colonial repartidos por sus calles, como la iglesia de La Merced, El Conventito, la Iglesia Presbiteriana Emmanuel, la iglesia Ave María o la iglesia de San Marcos.

Por otro lado, también existe la posibilidad de encontrar edificios históricos con un fin educativo o cultural, como el Palacio de Gobierno o el Palacio Municipal, y el Teatro Morelos. Y hay una gran variedad de espacios al aire libre para explorar, como el Parque de San Marcos.

San Marcos

Sin necesidad de alejarse del centro de la ciudad, es posible destacar la zona de San Marcos, que es uno de los distritos fundacionales de Aguascalientes y una de las zonas más turísticas.

Recorriendo sus calles es posible encontrar lugares icónicos, como el Jardín de San Marcos, y edificios realmente representativos de la ciudad, como la Plaza de Toros Monumental o el Centro de Convenciones, donde se presentan exposiciones y otras actividades variadas.

También cabría destacar edificios como el Templo de San Marcos o la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen.

Pero, sin lugar a dudas, uno de los mayores atractivos de esta zona radica en que es el lugar en el que se celebra la Feria Nacional de San Marcos, que cuenta con una larga tradición histórica a sus espaldas, y que se constituye como una de las ferias de mayor prestigio en el país. Cabría señalar que la feria cuenta con atractivos para personas de todas las edades.

Guadalupe

Fundada como consecuencia de la actividad comercial que existía en el lugar, se trata de una zona llena de vida y actividad que recibe su nombre a raíz de la construcción del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe, una de las mayores joyas históricas de la ciudad.

De hecho, se trata del principal centro religioso de este barrio y uno de los más importantes de la ciudad.

Otros puntos de interés que se podrían señalar en esta zona son el Templo del Señor de los Rayos (una iglesia de estilo modernista), el Panteón de los Ángeles, el Panteón de la Cruz (considerado como uno de los panteones municipales más importantes del estado) o el Jardín de Guadalupe.

Barrio de la Estación

La historia de esta zona de la ciudad está estrechamente ligada a la llegada del ferrocarril, ya que este acontecimiento propició una auténtica transformación a nivel social y económico. Sin ir más lejos, uno de los atractivos de este barrio está constituido por el complejo ferroviario “Tres Centurias”, aprovechado para llevar a cabo convenciones y eventos artísticos y culturales.

Por otra parte, en el Barrio de la Estación y alrededores también tienen cabida edificios tan importantes como la Biblioteca de la Universidad de las Artes, el Museo Espacio, el Templo de la Purísima Concepción, la Antigua Mansión Escobedo, los Baños termales de Ojocaliente o el Centro Cultural Los Arquitos, donde se celebran conferencias, obras de teatro y conciertos.

Otro de los puntos importantes de esta zona es el Paseo de la Alameda, una bonita avenida llena de árboles para salir a pasear.

Barrio del Encino

Esta zona también es conocida como Barrio de Triana, y se trata de otro de los distritos fundacionales de la ciudad. De hecho, es una de las zonas de mayor tradición en Aguascalientes.

Está localizado al sur del Centro Histórico de Aguascalientes y en él se pueden encontrar edificios con una marcada intención cultural (como el Museo José Guadalupe Posada), zonas de culto (como el Templo del Señor del Encino) y lugares de esparcimiento (como el Jardín del Encino).

Como ocurre con el resto de zonas mencionadas, este puede ser uno de los mejores lugares para vivir en Aguascalientes. Y es que, independientemente de la ubicación, quienes deciden residir en esta ciudad pueden disfrutar de todas las ventajas de sus calles y su ambiente.

Por supuesto, es imprescindible remarcar la importancia de encontrar una vivienda que cumpla todos los requisitos en cuanto a confort para poder conseguir el hogar perfecto en alguna de las mejores colonias de Aguascalientes. En ocasiones esto puede parecer complicado, ya que cada casa tiene unas características determinadas y no siempre se ajustan a lo que necesita una persona o familia en concreto. Pero, como ya se ha indicado, hay muchas opciones para adaptar el inmueble y aportar un valor añadido a cualquier vivienda.

Además de la renovación de la cocina y el baño (o los baños, si hay más de uno), y yendo más allá de las remodelaciones en las instalaciones de plomería y electricidad (que en muchos casos son necesarias para garantizar el buen funcionamiento del inmueble), hay otros pequeños cambios que pueden marcar un antes y un después, convirtiendo una simple casa en un verdadero hogar.

Por ejemplo, en ocasiones basta con pintar las paredes para adaptar el espacio a los gustos de los propietarios. Y lo mismo ocurre con el piso: puede sustituirse por otro nuevo que se ajuste mejor a las preferencias de quienes vayan a residir en el inmueble. Cambiar las ventanas o renovar los electrodomésticos son otros cambios que es posible introducir en una vivienda para hacerla más práctica, funcional y eficiente.

En definitiva, se trata de poner la casa bonita tanto por fuera como por dentro, garantizando que todas las instalaciones funcionen y que el resultado estético consiga que quienes vivan en ella se sientan realmente cómodos y a gusto. Porque es cierto que la ciudad tiene muchos lugares y atractivos de gran interés para sus residentes, pero conseguir una casa a la altura de las circunstancias no deja de ser clave para encontrar, de verdad, la mejor zona para vivir en Aguascalientes.