Es evidente que todos los ciudadanos confían en que los policías tengan la profesionalización que exigen estos tiempos, por lo que es bienvenido el propósito que todos los que se dediquen a esta actividad logren la certificación correspondiente y también, de la misma manera, los policías esperan que se les retribuya su esfuerzo y dedicación, principalmente los de la mayoría de los municipios fuera de la capital y con esto se terminen los salarios y prestaciones desiguales, porque a la hora de enfrentarse a la delincuencia no hay diferencia.

Las dos últimas semanas han sido de intenso cabildeo por parte de las autoridades estatales, para que la totalidad de los ayuntamientos estén dentro del llamado “mando único”, lo que por más presiones que hay no logran doblegar a varios de los alcaldes que recién tomaron posesión, lo que se debe en primer lugar –como se ha mencionado en estas páginas- a que no les parece justo que les impongan al director de la corporación correspondiente, cuando el Artículo 115 Constitucional establece claramente que la policía depende del municipio. Están de acuerdo en la coordinación, pero no en la sumisión, por lo que todo en su justa medida, por consiguiente ellos deben designar al titular y si es necesario que en algún momento participen en operativos conjuntos no hay problema, pero siempre bajo el conocimiento del titular del Ayuntamiento.

El secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, consideró que es cuestión de ponerse de acuerdo para que funcione completamente el mando único, máxime que la situación que prevalece en estados vecinos exige tomar las providencias necesarias para evitar que los problemas “brinquen” a Aguascalientes. Se debe intensificar la capacitación de los elementos de todas las corporaciones, lo cual tienen que ser antes de octubre de 2022, en que todos los policías deben estar certificados y quienes no lo estén serán dados de baja, según lo dispuso el Sistema Nacional de Seguridad.

En las reuniones previas a que tomaran posesión se hizo saber a los alcaldes sobre esas disposiciones, en espera que desde ahora apliquen las medidas necesarias, lo que no mencionó Flores Femat es si por parte del Gobierno del Estado habrá el apoyo necesario para que se cumplan con esa parte, porque debe tenerse presente que este año la Federación canceló las partidas que destinaban a los municipios del país para optimizar las corporaciones.

Un inconveniente que enfrentan los ayuntamientos es que por sí mismos carecen de recursos para elevar las condiciones económicas de los uniformados, hecho que genera quejas y con mayor razón cuando deben participar en acciones conjuntas con policías estatales y del municipio capitalino, dado que sus condiciones salariales son totalmente distintas, lo que no obsta para que en las refriegas tengan que estar a la par.

Son cuestiones que deben ser analizadas detenidamente, porque, en efecto, se necesitan unos a otros, pero debe de ser en un entorno similar, para ello el Gobierno Estatal podría destinar una partida extra exclusivamente para elevar las condiciones de los cuerpos de seguridad.

LEGÍTIMO PREMIO

Tuvieron que pasar más de 30 años para que nuevamente se hiciera justicia a los taxistas-choferes, al recibir la concesión tan largamente esperada, con lo que dejan de trabajar para otro, lo que a futuro les dejará un beneficio a ellos y a su familia, porque por ahora deben esforzarse en pagar el vehículo que debieron adquirir, lo que no obsta para que del ingreso tengan lo necesario para su manutención.

Por instrucciones del mandatario estatal Martín Orozco Sandoval se redujeron los años en servicio para tener acceso a este beneficio, por lo que pudieron solicitar su inclusión quienes demostraron que tenían por lo menos 20 años en este trabajo y un mínimo de 12 años de manera ininterrumpida. En esta última convocatoria se otorgaron 125 concesiones.

Aunque fueron excesivos los requisitos que la autoridad exigió a los interesados, por regla general cumplieron en tiempo y forma, por lo que creció el parque vehicular de taxis y esto auxilia a los ciudadanos que necesitan de sus servicios.

Lo que hoy hace Orozco Sandoval es un homenaje póstumo al gobernador Miguel Ángel Barberena Vega (1986-1992), que durante su mandato llevó a cabo programas de apoyo a los trabajadores del volante, al disponer que las concesiones fueran, en primer término, para los choferes, eventos de entrega que le complacía encabezar al observar la cara de los favorecidos, que en varias ocasiones se hacían acompañar de su familia, con lo que –comentaba-, se lograba uno de los propósitos que se planteó desde que comenzó esta labor.

LA OTRA CARA

De manera oficial no hay aumento a las tarifas de los taxis, pero quién sabe con qué artes varios de estos vehículos marcan en el taxímetro un cobro más alto del normal, que oscila entre los seis, ocho y hasta diez pesos, situación que es motivo de discusiones con el operador, que se concreta en responder que sólo cobra lo que señala el aparato. Para quienes utilizan este servicio de manera regular protestan porque en distancia y tiempo es el mismo, pero no en el cobro, lo que consideran que hay una alteración que las autoridades del ramo no han percibido, o lo pasan por alto ya que no hay una denuncia documentada y que se debe, básicamente, a que se pierde más en presentar la queja que lo que se pagó en demasía. Las agrupaciones de concesionarios tienen tiempo de solicitar que les concedan un incremento, aduciendo que los costos de operación se han incrementado, pero por una u otra razón no se los han concedido, lo que no obsta para que algunos se vayan por delante y apliquen sus propias tarifas. Esto denota que no hay una vigilancia sobre el servicio, lo que traería como consecuencia que continúe creciendo el número de los que se animan a alterar el taxímetro.

VENEZOLANISMO

A la par que el gobierno lopezobradorista rechaza que México sigue el ejemplo del desaparecido mandatario venezolano Hugo Chávez, crecen los apagones en varias partes del país, algunos de sólo unos minutos pero otros por horas, lo que genera una preocupación extrema en la población de que ocurra lo mismo que en el país sudamericano, donde son comunes las suspensiones del servicio. El presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Aguascalientes, Eduardo Llamas Esparza, señaló que la atención que brinda la Comisión Federal de Electricidad (CFE) va “de mal en peor” ante las constantes interrupciones que se registran en varios puntos de la ciudad y en otras partes del estado. Consideró que esto se debe a la falta de inversión en infraestructura y de personal, que es algo común en Venezuela. Las recientes lluvias empeoraron la situación, porque además de las descargas eléctricas y la caída de árboles en las líneas hay un largo periodo de respuesta de la paraestatal. Hay colonias que permanecen a obscuras hasta cuatro horas sin que se atienda el llamado que hacen los vecinos, de igual manera se registra falta de energía en calles y avenidas que dura toda la noche con lo que esto significa para la seguridad de las personas. El dirigente del citado Colegio consideró que se observa la falta de personal, por lo que con el que se cuenta no logran atender con rapidez las contingencias. Llamas Esparza reiteró que “cada vez estamos de mal en peor, no pasa nada más aquí, ocurre en Nuevo León, donde es una zona totalmente industrial y en varios estados de la República donde las fallas existen cada vez más y la sociedad ya lo ha notado”. En lo que se refiere a la contrarreforma eléctrica que promueve el Gobierno de la República, estableció que de aprobarse podría empeorar la situación, cuando lo que le hace falta a la CFE son más inversiones en infraestructura de todo tipo, tanto en infraestructura y transmisión como en distribución y en la generación, por lo que se espera que la iniciativa sea rechazada, ya que de ser aprobada “traería consecuencias graves, aparte de lo que está pasando con las fallas”, puntualizó.

¡Participa con tu opinión!