José de Jesús López de Lara

Unos sicarios que, en el mes de febrero del 2019, llevaron a cabo el “levantón” de un distribuidor de drogas apodado “El Guada” y a quien torturaron durante dos días en una “casa de seguridad”, fueron sentenciados a 50 años de prisión, al ser encontrados culpables del delito de secuestro.
Se trata de quienes fueron identificados como José Guadalupe, José Manuel, alias “El Chepe” y Edgar, alias “El Moreno” y/o “El Negro”, quienes ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones El Llano.
En la audiencia llevada a cabo en el Juzgado de Control y Juicio Oral Penal del Quinto Partido Judicial, con sede en el municipio de Jesús María, el Tribunal Colegiado de Enjuiciamiento dictó sentencia condenatoria en contra de los tres imputados y los sentenció a 50 años de prisión, así como al pago de una multa equivalente a 2 mil días de salario mínimo (UMA) y al pago de la reparación del daño, tras haber sido encontrados culpables del delito de secuestro.
De acuerdo con las investigaciones que, en su oportunidad, llevaron a cabo los agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PDI, el día 19 de febrero del año 2019, a las 22:30 horas, cuatro sicarios de un grupo delictivo que encabezaba un sujeto identificado como Roberto Carlos, alias “El Robert”, de 27 años, arribaron a una vivienda ubicada en la calle Calvario, en el fraccionamiento Bella Vista, municipio de Jesús María.
Lo hicieron a bordo de un vehículo Nissan Tsuru, color blanco y, mientras dos de ellos se quedaban afuera, los otros dos, que iban armados con pistolas tipo escuadra, irrumpieron en la vivienda donde se encontraba José Guadalupe y otro de sus familiares.
Al verlos ingresar, este individuo, que era señalado de dedicarse a la venta y distribución de drogas, trató de escapar corriendo. Uno de los sicarios le disparó en tres ocasiones sin lograr herirlo.
Sin embargo, ya en el exterior, fue “tacleado” y derribado al suelo por otro de los sujetos que se habían quedado afuera. Posteriormente, con lujo de violencia, lo subieron al vehículo Nissan Tsuru y lo trasladaron a una “casa de seguridad”, ubicada en el fraccionamiento Las Palmas, en el municipio de Jesús María.
Durante el trayecto, José Guadalupe fue golpeado en piernas, brazos y abdomen, además de que, con unos paliacates, le vendaron los ojos y le taparon la boca para que no gritara.
Al llegar al domicilio, lo amarraron de pies y manos para que no escapara y, por instrucciones del sujeto apodado “El Robert”, comenzaron a torturarlo por estar trabajando para otro grupo delictivo en la venta y distribución de drogas.
La víctima estuvo secuestrada en ese domicilio durante dos días, lapso en el cual lo torturaron brutalmente. Posteriormente, lo subieron al vehículo Nissan Tsuru y lo fueron a tirar en la carretera estatal No. 18, donde, más tarde, fue localizado por policías preventivos de Jesús María severamente golpeado.
Luego de las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, se identificó a los participantes de este “levantón” como Edgar, alias “El Moreno” y/o “El Negro”, José Manuel, alias “El Chepe” y José Guadalupe, así como otros dos sujetos apodados “El Latas” y “El Gabacho”, que aún faltan por ser detenidos.
Posteriormente, durante un operativo llevado a cabo por agentes de la FGE y policías estatales en el fraccionamiento Paseos de la Providencia, municipio de San Francisco de los Romo, fue detenido Roberto Carlos, alias “El Robert”, quien actualmente está a la espera de recibir sentencia por estos mismos hechos.