Medio centenar de sacerdotes de la Diócesis de Aguascalientes, han dado positivo al Covid-19; sin embargo, solo cuatro de ellos han necesitado hospitalización, entre ellos el Obispo José María de la Torre Martín.

Monseñor Ricardo Veloz Cuéllar, detalló que el resto de los clérigos que en su momento fueron portadores del mencionado virus lograron recuperarse en sus respectivos domicilios.

Al no contar los sacerdotes con seguridad social, los gastos médicos son solventados por medio de las aportaciones que cada uno de ellos debe realizar, así como de las mismas de cada parroquia, sin embargo, la gran mayoría de los recursos obtenidos provienen de donaciones realizadas a la Fraterna Asistencia Sacerdotal de Aguascalientes A.C (FASA). En ese sentido, Veloz Cuellar, precisó que será el próximo 6 de diciembre es cuando se lleve la colecta de esta año, cuya meta sería superar el millón y medio de pesos recaudado durante el 2019. La FASA, vigente desde hace más de 50 años, ha permitido que religiosos tengan la posibilidad de contar con recursos para su atención médica.

«Sucede que hay medicamentos que se han triplicado en costos, a estas fechas es normal que las finanzas estén un poco bajas, pero confiamos que con las aportaciones de creyentes para enero de nueva cuenta tengamos el recurso que se necesita» concluyó. (Por Rubén Torres Cruz/Heraldo Digital).