Las medidas sanitarias para prevenir el contagio del COVID-19 tendrán que ser para siempre, pues el virus SARS-CoV-2 llegó para quedarse, de manera que aunque estén llegando las vacunas, el uso de cubrebocas, lavado de manos frecuente y la sana distancia, principalmente, se tendrán que seguir aplicando, resaltó el secretario de Salud del Estado, Miguel Ángel Piza Jiménez.
De ahí que los protocolos sanitarios tendrán que aplicarse hasta que se tenga una baja sustancial en el mundo, tanto en infecciones como en el índice de mortalidad, pero se estima que los cuidados básicos deberán ser permanentes.
Destacó que con las recomendaciones que han seguido el grueso de la población, como es el lavado de manos, uso de cubrebocas, la sana distancia y la higiene en general, ha sido notoria la disminución de enfermedades respiratorias, como las diarreicas, “muchos tipos de enfermedades se redujeron bastante, lo que deja claro que los cuidados básicos higiénicos son elementales para prevenir todas las enfermedades.