Angustiadas, voces al interior del Hospital General de Zona No. 1 del IMSS claman auxilio; los contagios de COVID aumentan, los medicamentos escasean, los médicos están cayendo y la ayuda es urgente.

Por iniciativa propia, un grupo de doctores de la primera línea de combate al coronavirus -de los cuales tres están infectados y hospitalizados-, inició una colecta entre los propios doctores para allegarse las medicinas que no tienen.

En ese contexto, este equipo hace un llamado a la población abierta que pueda y desee donar, a fin de adquirir los que hacen falta, pues el riesgo de desabasto es auténtico.

Y es que “no hay de todos, ni mucho menos para todos”, según reportan, refiriendo concretamente que las fórmulas sedantes, relajantes musculares o bloqueadores neuromusculares no siempre las hay.

De hecho, la subdirección médica, especialmente los fines de semana, se ve obligada a buscar apoyo de otros hospitales y, en su caso, consigue dosis que no siempre cubren las necesidades; “es el panorama real”, afirman.

En ese contexto es que lanzan una valiente apuesta a la generosidad de la población abierta para que donen recursos que permitan proveerse de los medicamentos para el tratamiento de COVID que requiere la institución y que alcance para los médicos que han enfermado.

En este momento, uno de los tres médicos internados fue sometido a intubación traqueal, dada su delicada condición de salud, según el reporte del cuerpo médico de la Clínica 1.

El dinero que se está juntando entre los doctores y el que se solicita a la población “es exclusivamente para medicinas; no hay otra finalidad porque en este momento no hay necesidad que sea más importante que salvar vidas”, puntualizaron.

En ese sentido, apelan a la sensibilidad social no sólo para conceder un donativo, sino especialmente para hacer conciencia del cuidado que debe haber en su vida diaria para frenar la propagación del virus que podría colapsar cualquier sistema de salud.

Los donativos se reciben en la cuenta: 4915 6630 7114 4845 de Banorte.