Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El padre del actor Octavio Ocaña, quien murió la tarde del viernes en el Estado de México, llegó a las instalaciones de la funeraria Gayoso de Santa Monica para acompañar a su familia y poder ver a su hijo.

«La familia se encuentra mal porque es algo que no nos esperábamos. Me avisaron y yo acabo de llegar en la mañana, una tragedia, no sabemos ni cómo está ni me pregunten. Lo único que quería era ver a mi hijo, ya lo vi. declaró.

El padre del intérprete pidió respeto por la imagen de la joven estrella. Respecto a las especulaciones que hay en torno a los hechos de su muerte, afirmó que no se engancha en esas cosas y que lo único que desea es poder llevar los restos del artista al estado que lo vio nacer: Tabasco.

«Era una gran persona, un actor que se ganó al público desde niño. Ahorita me importa llevarme a mi hijo, lo voy a enterrar en Tabasco, vengo por él para llevármelo y eso es todo lo que quiero».

Al ser cuestionado de cuáles fueron las últimas palabras que Octavio Ocaña le dijo, respondió que hablaban todos los días y expresó en voz entrecortada «me quitaron parte de mi vida».

Sobre los dos sujetos que venían con el actor y que se encuentran detenidos, Octavio Perez reconoció que son conocidos suyos.

«Nada que ver, venían con él, son amigos míos y lo cuidaban, nada más que fueron hacer otras cosas y ustedes saben cómo está la delincuencia, porque cuando no lo cuidaban ellos eran otras personas, gente mía».

El padre de familia conmovido recordó cuando llevaba a su hijo a los castings desde que era niño, momentos después aseguró que no cree que haya justicia en el caso de Ocaña.

«Todo se lo dejo a Dios como siempre estamos llenos de violencia, por policías, por corruptos y por madre y media», finalizó.

¡Participa con tu opinión!