‘Me preparé para ayudar’

Montserrat Peñaloza
Agencia Reforma

TOLUCA, Edomex.-Formado como paramédico en las filas de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), Juan Pablo Madina se unió a la primera línea de batalla contra el SARS-Cov-2 durante esta pandemia, aplicando terapia respiratoria a pacientes del Centro Médico Adolfo López Mateos, en la capital mexiquense.
Juan Pablo trabaja con enfermeras y médicos en uno de los cinco hospitales Covid del Estado de México, habilitados por la Secretaría de Salud, y desde el área denominada “Choque Covid” atienden a los pacientes más graves.
“Llevo siete años en la policía como paramédico y ahí fue que me brindaron todo el apoyo para iniciar con mi especialidad, yo estudié en el Hospital de Nutrición (Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán) que es uno de los tres lugares en México donde hay esa especialidad como terapeuta respiratorio”, cuenta el paramédico, quien terminó sus estudios en 2018.
“Parece que me preparé para esto, llevo muy poco realmente y el principal problema ha sido que hay muy poca gente especializada, creo que ahora se debe ampliar la formación”, subraya.
Además de combatir al Covid-19, Juan Pablo ha tenido que luchar contra la desinformación y el miedo de los pacientes, quienes en algunos casos no quieren ser atendidos o se niegan a acatar las medidas de sana distancia.
“Falta mucho, que la gente se cuide, cuando estamos en la calle decirles que se pongan el cubrebocas, se enojan; o cuando ya llegan al hospital llegan muy mal y dicen que no tiene Covid, que ellos tienen otra cosa”, relata el paramédico.
Incluso, señala, por el servicio que brinda algunas personas lo han hostigado y agredido; sin embargo, ha recibido el respaldo tanto de la SSEM como del Centro Médico para continuar con su labor.
“Crearon perfiles en Facebook para decir que yo era un foco de infección, hay mucha desinformación, porque nosotros atendemos con todo el equipo y las medidas de seguridad y estamos en apoyo de la población”, asegura.