Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Que si empezó con desorden, que si elige por el color de las prendas, que si evade responder sobre temas de salud, que si dijo “importantes” a los medios que su jefe llama pasquines.

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sorteó sus primeras cinco conferencias mañaneras en suplencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien tiene Covid-19.

No exenta de polémicas, sobre todo en redes sociales, la funcionaria afirmó hoy que se ha sentido cómoda en las conferencias de Palacio Nacional.

¿Qué corte de caja hace de la semana?, ¿cómo se ha sentido porque ha sido fuertemente criticada, ha sido muy polémica su participación, le ha incomodado?, se le preguntó.

“Me he sentido muy cómoda en estas conferencias de prensa y, bueno, las críticas siempre van a estar presentes”, respondió.

“Y también, por qué no decirlo, las voces que también te apoyan, porque (hay) tanto críticas, como también voces positivas”.

A lo largo de la semana, Sánchez Cordero encabezó una conferencia con desorden, el lunes, en la que incluso hubo gritos y acusaciones mutuas de comunicadores.

También, dirigió la primera mañanera sólo con mujeres, en la que se presentaron los resultados del Grupo Interinstitucional de Estrategia contra Violencias (GIEV).

El miércoles, la polémica subió de tono después de que la Secretaria intentó alternar preguntas de reporteros de medios de distintas plataformas.

“A ver, ¿alguien de Reforma y de El Universal? También para que podamos tener aquí a los diarios más importantes”, mencionó.

La expresión generó polémica entre usuarios de redes sociales, principalmente simpatizantes de la 4T, y obligó a Sánchez Cordero a aclarar el sentido de su dicho.

Al día siguiente, la mañanera estuvo “descafeinada” debido a que la Secretaría decidió no responder preguntas relacionadas con la pandemia.

Una por una, “bateó” al menos cuatro preguntas de distintos reporteros aduciendo falta de “expertise”, y pidió hacer los cuestionamientos en la conferencia vespertina de Salud.

“Yo creo que, como dice el señor Presidente y lo dice bien, cuando uno tiene la conciencia tranquila, cuando uno actúa de buena fe, viene aquí a representar al señor Presidente, en esta instrucción y desde luego con toda la apertura y la transparencia, no tengo manera de sentirme incómoda”, reiteró.

“Al contrario, y todos tienen su libertad de expresión, como dice el Presidente: no hay censura”.