Iván Mata 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- «¿Cómo empiezo?…. me equivoqué por creer en la Fiscalía, pido perdón a mi familia, pido perdón a mucha gente que creyó en mí, que creyó en mi esposa.

Fueron muchos días y la Fiscalía no hizo su trabajo correctamente, me equivoqué porque confié en la Fiscalía, vinieron aquí cuatro, cinco o seis veces, ni sé cuántas», esas fueron las palabras de un lastimado Mario Escobar, papá de Debanhi.

Dos horas después de que la unidad forense trasladó el cuerpo de quien sería su hija hallada en una cisterna del Motel Nueva Castilla, el padre de la joven desaparecida el 9 de abril, habló con la prensa.

Junto a su esposa quien se limitó a escuchar, las lágrimas de Escobar reprochaban el actuar de las autoridades investigadoras que llevaron el caso de su hija.

«El licenciado Rodolfo Salinas siempre fue muy hermético, yo fui muy respetuoso del trabajo de ellos, creí que podría haber un cambio.

«No llegamos al resultado que el corazón de mi esposa y el mio pedían, quería, exigía y i hija está muerta, y no sé qué hacer, estoy molesto porque me equivoqué, creí en la Fiscalía, repito en la Fiscalía, yo les pedía copias, nunca me pasaron las tomas, que es mi derecho como víctima.

«Nunca las tuve en mi poder porque ellos no hicieron su trabajo y exijo justicia en ese aspecto y exijo que se aclare porqué desapareció Debanhi».

¡Participa con tu opinión!