El Presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Rojas García, indicó que la mayoría de las personas que son presentadas ante un juez, son vinculadas a proceso, lo cual advierte una buena integración de las investigaciones.
Detalló que jueces de control están realizando capacitaciones a elementos de la policía, con el fin de que cuenten con los conocimientos requeridos para la realización de puestas a disposición, con el cumplimiento de la legalidad que se exige al momento de establecer si un imputado es vinculado a un proceso penal.
Advirtió que no meterá las manos al fuego por cualquier mala actuación de jueces o magistrados, en detrimento del acceso a la libertad o reclusión, por un mal procedimiento.
Manifestó que el otorgamiento de libertad a quien no deba permanecer en prisión por parte de los juzgadores, no finaliza en la resolución de libertad, sino que debe darse seguimiento al proceso administrativo, que se lleva en los centros de internamiento, que son responsables de las personas que se encuentran en reclusión.
Advirtió que juezas y jueces deben asumir la responsabilidad sobre el cumplimiento de sus resoluciones y se actuará en caso de que haya quienes no cumplan con este proceso.
Explicó que los jueces resuelven la situación jurídica de una persona recluida, y corresponde verificar que se tomen las medidas para el cumplimiento de la instrucción de un juzgador.
Rojas García argumentó que el Poder Judicial es confiable en sus resoluciones y cuenta con los mecanismos para procurar que ante una falla de una persona, ésta pueda responder.
Consideró que aquellos casos en los que las personas que son presentadas, son dejadas en libertad, ha brindado capacitación a elementos.