Los diputados suplentes resultaron más coherentes que los que hoy andan mendigando la reelección, al ratificar en su cargo al magistrado del Supremo Tribunal de Justicia Juan Manuel Ponce Sánchez, quien el día 14 de este mes concluirá el período de 15 años y pidió continuar en el cargo, situación que el 24 de marzo hizo saber al Consejo de la Judicatura.
El pasado 6 de mayo el Congreso del Estado aprobó la continuación del licenciado Ponce Sánchez, al quedar asentado que cubre los requisitos de experiencia, honorabilidad, diligencia y excelencia profesional. Una vez revisado su desempeño y aprobado por la Comisión de Justicia, que integra los diputados Alejandro González Dávila, Liliana Noriega Suárez, Abdel Luévano Núñez y Verónica de Luna Prieto, el jueves pasado fue ratificado por 23 de los 27 legisladores, con la abstención de uno y la ausencia de tres.
Con lo anterior quedó demostrado el tinte político que aplicaron varios diputados que actualmente se encuentran en campaña, al negarle el voto a la magistrada presidenta del Poder Judicial del Estado, Gabriela Espinosa Castorena, que al igual que su compañero Juan Manuel Ponce, solicitó seguir en su puesto y con argucias legaloides pretendieron descarrilar una trayectoria limpia, honesta y de probada capacidad, pero no lograron su cometido al presentar un amparo que le fue concedido ya que no había elementos para negarle ese derecho.
Ojalá que los ciudadanos tengan en cuenta ese tipo de actitudes y expresen su rechazo en las urnas, para que ese tipo de individuos no regresen al Congreso, en donde tiene que haber personas con criterio y responsabilidad social, ante todo que en su desempeño dejen fuera filias y fobias y actúen con estricto apego a la ley.

PÉSIMA ESTRATEGIA

Uno de los peores momentos escogió la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Aguascalientes (SSPEA) para publicitar la asesoría que recibe de la Policía Nacional de Colombia (PNC), que de nueva cuenta está en el ojo del huracán ante la ola represiva que mantiene sobre la población civil, misma que rechaza las acciones que lleva a cabo el presidente Iván Duque.
Aunque no es la primera vez que hay este tipo de intercambios entre ambas corporaciones, ya que en administraciones pasadas se dio, lo que sucede actualmente dista mucho de ser un ejemplo a seguir, tan es así que hay reproches de las organizaciones de las Naciones Unidas (ONU) y de Estados Americanos (OEA), lo mismo que de la Unión Europea (UE), quienes reclaman la violencia que utiliza la policía ante las marchas y plantones que llevan a cabo los habitantes de las principales ciudades colombianas.
Según la SSPEA, se busca perfeccionar esquemas de vigilancia cibernética que eviten la realización de delitos como extorsiones telefónicas y fraudes, entre otros, por lo que recurrió a la policía nacional de ese país, que en esta materia tiene una larga experiencia y la cual ha servido para ubicar los lugares en que se reúnen los grupos que están en contra de las acciones gubernamentales, además de llevar un registro de nombres de los “subversivos”, por lo que antes o durante una protesta pueden aprehenderlos. La corporación colombiana tiene un seguimiento de lo que hacen y en ocasiones hasta de lo que planear hacer, conocimiento que hoy se transmite a la corporación local que en algún momento puede ponerlo en práctica.
La información que llega desde Colombia subraya que la policía ha lanzado diversos proyectiles a los ciudadanos que protestan desde hace doce días, lo que ha causado daños irreversibles en los que son atacados, principalmente a la vista y de carácter cerebral y hasta el pasado día 6 se tenía un recuento de al menos 37 muertos desde que comenzaron las movilizaciones, el 28 de abril, así como arrestos arbitrarios de casi mil personas y 379 desaparecidos.
Hay denuncias que policías vestidos de civil abren fuego en contra de los manifestantes, lo que ha motivado que el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, solicite al Ministerio de Defensa dar explicaciones. Por su parte el observatorio británico NetBlocks reportó el pasado 6 la caída parcial del servicio de internet.
Aquí la cuestión es saber cuándo se pondrán en práctica las enseñanzas de la policía colombiana, que dista de ser un ejemplo, pero que sirve para frenar cualquier protesta ciudadana, por legítima que sea.

VER HACIA LO LOCAL

Desde hace tiempo se ha impulsado que el sector público y la sociedad en general unan esfuerzos en favor de empresarios y comerciantes de Aguascalientes, por lo que las compras las hagan en negocios y fábricas de la localidad, lo que además de contribuir a su fortalecimiento se fomenta el orgullo de lo que se hace aquí.
De manera paralela se pide que los tres niveles de Gobierno paguen puntualmente los pedidos para que industriales y tiendas tengan el dinero fresco, que a su vez se convierta en un recurso resolverte que ayude a dinamizar la economía y el empleo.
Elvia Alicia Jaime García, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias Mexicanas, exhortó a la administración pública en general a comprar lo que se fabrica y se vende aquí y que sean con pagos oportunos, terminándose la añeja costumbre de hacerlo con meses y hasta un año después, lo que ayudará a salir del bache en que ha estado sumido el sector productivo desde 2020 a raíz de la pandemia y que hoy necesita recobrar los espacios.
Es una situación que se vivió en Italia después de la Segunda Guerra Mundial. La economía del país quedó hecha añicos, por lo que se emprendió una campaña para que se consumiera lo que producían las grandes y pequeñas empresas y de manera paralela el comercio llevaba a cabo programas atractivos para los clientes, con lo que ayudó a que se recobrara el nivel económico para beneficio de toda la sociedad, ya que al haber más productos y ventas locales creció el empleo y por ende el circulante.
En lo que se hace aquí hay una variante y que consiste en que entre las mismas empresarias decidieron adquirir lo que hacen entre sí, con lo que generan una política interna de “ganar-ganar”, el siguiente paso es convencer al Gobierno Estatal y a los ayuntamientos que se abastezcan en los negocios locales y si se trata de competir con los precios foráneos se puede llegar a un arreglo, pero que se entienda que si no nos protegemos entre nosotros mismos nadie lo va a hacer, entonces hay que actuar en apoyo a los demás creando un círculo virtuoso en que todo vaya en beneficio de Aguascalientes.

FRENO A LAS OBRAS

El Colegio de Ingenieros Civiles de Aguascalientes denunció públicamente a CCAPAMA de retrasar por largo tiempo los trámites de licencia para construir todo tipo de obra, lo que impacta al empleo y a la economía en general.
Aunque el presidente de esa agrupación, Filemón Medina Silva, incluyó en su queja a Veolia, es difícil que una empresa privada tenga injerencia en las decisiones del Gobierno Municipal, por lo que la responsabilidad recae en la Comisión “Ciudadana” de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes, que como parte del Ayuntamiento debe revisar, supervisar y autorizar las solicitudes que se presenten sobre el particular.
En donde hay entorpecimiento de Veolia -a decir del ingeniero Medina Silva-, es en el retraso de los contratos para iniciar las obras, pero es necesario insistir que esto lo hace por la complacencia o el contubernio de CCAPAMA, que es la obligada a vigilar que se cumpla la ley en la materia y si la concesionaria no lo hace en tiempo y en forma debe sancionársele.
Por si fuera poco, la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal (Sedum) tiene su propio tortuguismo, toda vez que para tramitar una licencia para construir cualquier tipo de obra, tarda hasta un mes para expedir el contrato, por lo que no pueden iniciar los trabajos, con lo que se detiene la inversión y el empleo. Lo clásico en esta dependencia es “véngase dentro de 15 días a ver si procede” y cuando acuden por la respuesta les piden que vuelvan “en quince días hábiles”, no importándoles a los burócratas el freno que ponen a la actividad económica.
Ahí tiene mucho que hacer la administración municipal y terminar de una vez por todas con este tipo de actitudes.