Aunque Aguascalientes es “vendido” como una especie de oasis entre los estados que enfrentan una ola alta de criminalidad, la realidad es muy distinta, como se puede observar en los asesinatos que tienen lugar en contra de presuntos miembros de la delincuencia organizada, lo que cada vez son más frecuentes, por lo que las autoridades correspondientes harían bien en dejar el auto-elogio y dedicarse a una investigación a fondo que defina cómo entra la droga, quiénes las distribuyen y principalmente qué grupos se han arraigado en esta entidad, que es lo que propicia la guerra entre ellos.

Por regla general los asesinatos van en contra de narcomenudistas y no se necesita ser un experto para determinar que son avisos de la pandilla que pretende dominar el mercado, por lo que no vacila en privar de la vida a quien, para ellos, su único valor es servir como advertencia.

En los homicidios que cometen hay un patrón que unos y otros utilizan y es ir por la víctima a su propia vivienda, por lo que prácticamente nadie se escapa de caer bajo las balas, algunos dentro de la propia casa y otros a las puertas, hecho que lleva implícito el mensaje que cuando así se determine nadie tendrá salida, lo que sin embargo no hace que decrezca la venta de estupefacientes, más bien lo que hay son jornadas de venganza que parecen interminables, con el señuelo que quien logre perdurar será el mandón. Sobra decir que casi ningún “tirador” de droga y tampoco sus jefes han logrado retirarse a tiempo, por lo que permanentemente están expuestos a ser atacados.

El papel de la autoridad es aprehender a quienes están en ese medio, sin embargo existe alguna razón muy poderosa para que sólo actúe como levanta-muertos, pese a que su papel es evitar que suceda. Aunque en algún sector de la sociedad se tiene la idea que deben dejarlos que se acometan entre ellos mismos, no se debe olvidar que son seres humanos y por este solo hecho merecen vivir, por lo que tiene que haber un cambio de estrategia.

Según Porfirio Sánchez Mendoza, secretario de Seguridad Pública del Estado, el operativo “escudo” que se implantó permitirá que no ocurran aquí hechos tan lamentables como los que tienen lugar en Zacatecas, Jalisco y Guanajuato, y que en los últimos días cimbró a la sociedad aguascalentense, con los crímenes que tuvieron lugar en territorio zacatecano en donde acabaron con una familia, al asesinar horrendamente al padre, a la madre y a un niño de tres años.

Afirmó que se aplican tácticas bajo el mando único que él mismo encabeza, con el propósito de “que las familias de la entidad se encuentren plenamente tranquilas”, aunque no deben estarlo tanto si se tiene en cuenta que no cesa la violencia, sea entre malhechores o de otro grupo social, inclusive el municipio de Jesús María está convertido en uno de los más violentos donde los pleitos entre vecinos y familiares terminan con muertos.

El funcionario sostuvo que hay mayor vigilancia en los límites con Zacatecas, principalmente con los municipios de Loreto, Luis Moya y San Pedro Piedra Gorda, ya que al ser contiguos a Cosío, Asientos y Tepezalá podría haber incursiones de personas peligrosas, deteniéndose para inspección a vehículos y personas sospechosas, lo que ha permitido arrestar a tres personas por faltas administrativas, sin embargo debe tenerse presente que las detenciones de vehículos “sospechosos” tiene tiempo de que se lleva a cabo en cualquier parte del estado, principalmente en la ciudad capital, basta con que porten placas de otra parte para pararlos y proceder a interrogar a sus ocupantes, lo que en términos legales es una clara violación al libre tránsito que prevé la Constitución, por lo que no se debe detener por simple suspicacia y “a ver qué encuentran”, como lo vienen haciendo policías estatales y municipales.

SITUACIÓN ONDULANTE

Hoteleros, restauranteros y comerciantes confían en que Aguascalientes se mantenga a salvo de contraer masivamente alguna de las nuevas cepas del coronavirus, con lo que puedan continuar los eventos masivos, tanto a nivel local como regional y nacional.

La reactivación de la economía será posible sólo si hay un paso sostenido y éste se logrará si los aguascalentenses en general participan en las medidas de salud que promueven las autoridades del ramo, por lo que de manera reiterada se pide que participen en la campaña “respétate a ti mismo y ayuda a los demás”.

De manera particular la presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Aguascalientes (AHMA), Gloria Romo, manifestó que el gremio está esperanzado en que se lleven a cabo eventos deportivos y culturales, entre otros, lo que permitirá mejorar la ocupación, por lo que confían que en turismo sigan organizándose actos que congregue un número importante de participantes.

Propietarios y trabajadores de las hospederías han sido de los más perjudicados con las acciones que se han llevado a cabo para combatir el coronavirus, al suspenderse por más de un año todos los actos de mayor envergadura, por lo que ahora miran con esperanza que este segundo semestre sea el de la recuperación.

Se tiene previsto una serie de actos como parte de la Ruta del Vino, el Congreso Nacional Charro y la Feria de las Calaveras, lo que alienta que crezca la ocupación y que el área deportiva continúe con la organización de competencias de carácter nacional y regional, como la que recientemente tuvo lugar de ciclismo.

Es un esfuerzo en el que todos debemos participar, afirmó la dirigente de la AHMA, ya que además de la rama hotelera se beneficia la restaurantera y el comercio, por lo que cada quien debe aportar su esfuerzo para que se reponga la “industria sin chimeneas”.

Nadie quiere que vuelva la incertidumbre, luego de haber soportado los tragos amargos durante el año pasado, en que se perdieron más de mil empleos del área hotelera, por lo que se tiene que trabajar con miras a que se restablezca el ritmo de labores que se tuvo hasta principios de 2020. El plan es recuperar esos empleos e incluso ir por más, lo que es factible en la medida que todos se unan a este esfuerzo: “Nuestro sector resultó severamente dañado por la pandemia, pero tenemos confianza de que los eventos en puerta permitan encaminarnos hacia la recuperación y llegar a los niveles de ocupación hasta antes del COVID-19”, reiteró la dirigente, que en todo este tiempo ha estado muy de cerca con las autoridades de los sectores de salud, turístico y deportivo, para contribuir en las tareas que se adopten.

SIN FIN LOS APAGONES

Las autoridades municipales niegan que la falta de alumbrado público en varios sectores sea parte de una política de ahorro, pero al no haber una explicación técnica, y que además sea creíble, se fortalece la idea de que son actos programados, ya que sin causa justificada quedan en la penumbra dos o más cuadras de alguna calle y lo cual se repite aquí y allá en la ciudad. El reclamo de los perjudicados se pierde en promesas de que “pronto” acudirá una cuadrilla a restablecer el fluido, pero pasan dos, tres y hasta cuatro días y de pronto se restituye sin que alguien haya visto al personal municipal. El problema afecta por igual a sectores céntricos, como el barrio de El Encino o a una parte de la avenida Paseo de la Cruz – de Héroe de Nacozari a Cosío -, que a fraccionamiento residenciales, como Calpulli. Por un tiempo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se distinguió por su eficiencia, ya que en cuanto había una suspensión de inmediato procedían a la reconexión, pero de un tiempo a la fecha adoptaron la misma política que en Veolia, de no responder el teléfono o de prometer que pronto se arreglaría el desperfecto y luego dejar que pasen los días ante la desesperación de los vecinos, situación que también aplica el Ayuntamiento.