César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos periodistas fueron asesinadas ayer a balazos mientras se trasladaban en un auto en la ciudad de Cosoleacaque, en el sur de Veracruz.
Se trata de la directora del portal informativo El Veraz, Yessenia Mollinedo Falconi, y de la reportera Sheila Johana Olivera.
El crimen se produce apenas cuatro días después del homicidio del periodista Luis Enrique Ramírez Ramos, en Sinaloa.
Las víctimas fueron atacadas a balazos afuera de una tienda de conveniencia en la Colonia Cerro Alto, en Cosoleacaque, confirmó la Fiscalía de Veracruz.
«La trilogía investigadora, fiscales, peritos y policías ministeriales, llevan a cabo las diligencias que permitan establecer las causas y dar con el o los responsables del mismo», dijo la Fiscalía de Veracruz en un comunicado.
Ayer, un grupo de comunicadores se reunió en el Ángel de la Independencia de la Ciudad de México, para protestar por la impunidad que impera en los crímenes cometidos contra periodistas.
Griselda Triana, esposa del periodista Javier Valdez, asesinado en 2017 en Sinaloa, le cuestionó al Presidente Andrés Manuel López Obrador por qué no se han frenado los homicidios de periodistas y le propuso un diálogo con familiares de los comunicadores asesinados.
«No queremos una reunión de relaciones públicas y una foto con usted, lo que necesitamos son respuestas».
De acuerdo con la organización Artículo19, con los crímenes de ayer en Veracruz, sumarían un total de 11 homicidios de periodistas en menos de cinco meses y 36 en lo que va del actual sexenio.

¡Participa con tu opinión!