Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- En pleno Jardín Hidalgo, en la turística zona del Parían de Tlaquepaque, fue abandonado ayer el cuerpo de Carlos Enrique Sánchez Martínez, alias “El Cholo”, presunto líder del Cártel Nueva Plaza (CNP).
El cadáver estaba sobre una banca, envuelto con bolsas y con mensajes clavados con cuchillos.
Era el mediodía cuando ciudadanos, turistas y comerciantes vieron el cadáver y lo reportaron al 911.
A la zona llegaron decenas de elementos de las autoridades de los tres niveles de Gobierno.
Un par de horas después, el Fiscal Gerardo Octavio Solís informó que el cadáver tenía las características de “El Cholo”, pero que esperarían la confirmación con ayuda de peritajes y la identificación de algún familiar.
El funcionario del Gobierno de Jalisco dijo que los datos con que cuentan confirman que él también era quien apareció en un video difundido en Twitter por la mañana.
En la grabación se ve a “El Cholo” rodeado de seis hombres con armas de fuego largas, presuntos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y “confiesa” sus crímenes, entre ellos la masacre de Jauja el 27 de febrero y las fosas clandestinas.
“Y empecé yo con las fosas, todas las de Tonalá, Tlaquepaque, Tlajomulco, Zapopan, yo las hice, y yo mismo hablaba a las autoridades para que se aventaran para que fuera algo relevante”, afirma el hombre.
En el video, el capo asegura que buscó el apoyo de Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad de la Ciudad de México, y que en Guadalajara lo apoyaban mandos a quienes llamó el 03 Mario Alberto y el 02 Zambrano.
Después, la Comisaría de Guadalajara informó que separó de sus cargos al Comisario de la Región 2, Mario Alberto Martínez González y al Comisario jefe Jesús de Anda Zambrano, mientras la Fiscalía investiga el señalamiento.