Staff
Agencia Reforma

UVALDE, Texas, EU.- Estados Unidos sufrió ayer uno de los peores tiroteos escolares en su historia.
Al menos 19 niños y dos adultos (entre ellos una maestra) murieron a manos de un joven de 18 años que abrió fuego en la Escuela Primaria Robb.
Es el tiroteo con más víctimas mortales en una primaria de EU desde la masacre de Sandy Hook, Connecticut, hace una década, que dejó 20 niños muertos y 6 adultos.
Los hechos de ayer ocurrieron cuando el atacante ingresó a la escuela poco antes del mediodía con varias armas y fue de salón en salón disparando. Posteriormente, fue abatido por las autoridades.
La escuela, donde 90 por ciento de los alumnos son hispanos, imparte los grados de segundo a cuarto, por lo que las víctimas rondarían entre los 7 y los 10 años de edad.
Hasta anoche se desconocían los motivos del atacante, identificado por el Gobernador Greg Abbott como Salvador Ramos, residente de la misma comunidad.
El tiroteo profundizó el debate político en el país sobre el control de armas a apenas 10 días de que un hombre abrió fuego en un supermercado de Buffalo, Nueva York, matando a 10 personas.

¡Participa con tu opinión!