Redacción
El Heraldo de León

Irapuato, Gto.- Un estudiante de la División de Ciencias de la Vida de la Universidad de Guanajuato, murió en Irapuato a manos de un elemento de la Guardia Nacional (GN), que además provocó lesiones de gravedad a una joven, al disparar hacia el vehículo que tripulaban.

Este desigual ataque se registró este miércoles a las 16:40 horas en la Comunidad de El Copal de dicho municipio.

Fue alrededor de las 16:41 horas que personal de cabina de radio indicó a elementos de Seguridad Pública pasar a la calle Principal, sin número, de la comunidad, ya que reportaban una persona lesionada con arma de fuego.

Al arribar al lugar los preventivos observaron una camioneta Eco Sport de color blanco, dentro de la cual se encontraba un hombre con rastros de sangre en su cabeza, del cual confirmaron que ya había muerto.

El fallecido fue identificado como Ángel Yael, de 19 años de edad, quien presentaba un impacto en la cabeza por arma de fuego.

En el lugar se entrevistaron con el conductor del vehículo, de nombre Eduardo N, de 19 años de edad, quien manifestó que al salir detrás de una barda que se ubica a la orilla de la comunidad El Copal, llamada La Parra, se toparon con un elemento de la GN.

Señaló que el elemento les hizo detonaciones de su arma sin motivo aparente, causando que perdiera la vida Ángel, quien viajaba como copiloto, lesionando a su vez a una mujer de nombre Edith Alejandra N, de 22 años de edad, en el hombro derecho.

Aproximadamente a las 16:58 horas llegó al lugar personal del Ejército Mexicano en la unidad 3605302 y de Guardia Nacional en las unidades 334347 y 334310.

Así mismo, paramédicos en una Ambulancia de Protección Civil (PC) informaron que la mujer lesionada estaba en condiciones graves, por lo que la trasladaron de inmediato al Seguro Social.

Algunos testigos de los hechos comentaron que al elemento que disparó, fue desarmado por sus superiores, quienes le quitaron el uniforme y lo subieron a resguardo en una camioneta.

La zona fue acordonada y el cuerpo trasladado al Servicio Médico Forense (SEMEFO).

¡Participa con tu opinión!