José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló ayer que el capo recién extraditado Néstor Isidro Pérez Salas, alias «El Nini», asesinó en México, en octubre de 2023, a un informante de la DEA que estaba infiltrado en el Cártel de Sinaloa.
Conforme los registros policiales y periodísticos de aquel entonces, «El Nini», quien era operador de «Los Chapitos», dejó los cuerpos del informante de la DEA y de ocho familiares y testigos más en Tamazule, Durango, con una cartulina en la que se leía: «Por sapos».
Aunque habían sido levantados en Culiacán, sus cuerpos torturados y con el tiro de gracia fueron tirados en Tamazule y les pasaron las llantas de una camioneta encima.
Ayer, el Departamento de Justicia presentó a «El Nini» en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York tras ser extraditado desde México el sábado.
Los fiscales revelaron la acusación por el asesinato de Alexander Meza León y otras 8 personas incluyendo a su sobrino Jesús, de sólo 13 años.
El Departamento de Justicia acusa a «El Nini» de un total de 10 cargos criminales que van desde tráfico de fentanilo hasta el asesinato del informante y ocho personas más.
También enfrentará cargos por liderar una empresa criminal, uso de armas de fuego y de lavado de dinero; esto en adición a otra acusación criminal en la Corte Federal del Distrito de Columbia, por tráfico de metanfetamina y cocaína.