Ante la etapa que vive México y Aguascalientes en cuanto al riesgo de diseminación comunitaria alta de COVID-19, se puede hacer uso de una mascarilla de protección, sobre todo si hay una alta necesidad de salir a la calle por cuestiones meramente de trabajo o por alguna situación inevitable, pero que de preferencia ésta sea autofabricada, recomendó el médico infectólogo e internista, Francisco Márquez Díaz.
El también ex presidente del Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes dijo a El Heraldo que si bien la Organización Mundial de la Salud reitera que no se utilicen mascarillas y que éstas se dejen preferentemente al personal médico, de enfermería y hospitales, así como a pacientes enfermos, la información que presentan algunos países sobre el uso masivo de mascarillas, tiene puntos a favor, en el sentido de que si ya hay una propagación o una dispersión importante de enfermos y que algunos puedan ser asintomáticos, se puede aplicar el uso de una mascarilla de protección.
Sin embargo, dijo que los ciudadanos no deben traer mascarillas de alta protección N-95, las cuales sí son muy necesarias en los hospitales, sino que puede ser una autofabricada; “lo que estamos buscando es que no haya salpicaduras y que las personas no estén tocándose la cara, serían yo creo que los puntos más relevantes, que todos los ciudadanos trajeran una mascarilla, pero una autofabricada pudiera ser más que suficiente y cumplir ese objetivo”.
Afirmó que el uso de una mascarilla se justifica si se tiene que transitar en la calle, aunque enfatizó que el señalamiento de las autoridades de Salud es que la gente debe permanecer en casa para evitar la propagación del coronavirus, por lo que si ciertas personas tienen que salir a trabajar o por alguna otra situación inevitable, el uso de un cubrebocas hecho en casa puede ser lo más adecuado.
En cuanto a la convivencia en domicilio, señaló que el traer una mascarilla en casa, se acentúa solamente si hay un contacto con alguien enfermo, “que al ritmo en que van las cosas y si llegamos a tener una alta propagación, posiblemente hasta dentro de los domicilios tuvieran que usar mascarillas ante la evidencia de un caso doméstico familiar”.