Redacción / El Heraldo de León

Un grupo armado se apoderó del centro de rehabilitación para adictos “Recuperando mi Vida” ubicado en la comunidad de Arandas, Irapuato; reunió a por lo menos 31 personas y las acribilló a balazos dejando saldo de 24 muertos y 7 heridos al menos.

La masacre fue reportada alrededor de las seis de la tarde, al interior del centro de rehabilitación localizado en la calle Lerdo de Tejada. Tras el reporte ciudadano que dio aviso a las autoridades, los familiares de los jóvenes anexados llegaron al lugar de los hechos, en donde también se hizo presente el secretario de Seguridad Ciudadana de Irapuato, Pedro Cortez Zavala.

El secretario proporcionó la cifra de 24 muertos y 7 heridos, quienes fueron trasladados para atención médica y sobre cuyo estado, un comunicado de Seguridad Ciudadana de Irapuato señaló que cuatro estaban graves.

“Únicamente tenemos el reporte de que llegaron sujetos en un vehículo de color rojo, no se saben mayores datos, el informe preliminar que tenemos es de 24 personas sin vida y 7 lesionados (…) únicamente hombres, es el reporte preliminar, ya que la Fiscalía llegue al lugar y haga el levantamiento habrá mayor información. Lo único que refieren es que llegaron sujetos, se metieron al lugar, los pusieron en el suelo y les dispararon. Tenemos informe de que eran alrededor de 35 personas que estaban en el lugar. Hay algunos lesionados, repito, es información preliminar (…) Hasta donde sabemos el lugar no era regular” declaró afuera del sitio.

Las autoridades preventivas acordonaron la zona para preservar la escena del crimen. Sobre el lugar de los hechos trascendió que es un centro de rehabilitación exclusivo para hombres, aunque tampoco se ha precisado si todos los victimados son del sexo masculino, y si entre las víctimas hay personal de atención del centro. Tampoco han trascendido las identidades de los occisos ni las de los lesionados.

El comunicado oficial de Seguridad Ciudadana de Irapuato confirmó que el sitio no contaba con registro para su funcionamiento.

El Ministerio Público estatal, por su parte, inició sus actuaciones en la fijación de indicios, la inspección de la escena y los cadáveres para su traslado al Servicio Médico Forense de Irapuato. Por la cantidad de cuerpos podría recibir apoyo de los centros de León y Celaya.

Tras el reporte del múltiple asesinato, autoridades policiales de los tres niveles de gobierno realizaron un operativo intermunicipal para el rastreo de los homicidas, pero horas después no se tenía reporte oficial de detenciones.

 Otros atentados

A nivel estatal, Irapuato ocupó el primero lugar en incidencia de homicidios dolosos durante junio 2020. Para el 1 de julio la estadística abre con 24, derivados de la masacre registrada ayer.

Ese municipio ha sido uno de los tres focos más violentos debido  a la actividad criminal organizada, junto con Celaya y Salamanca, aunque este último ha tenido una menor incidencia en los últimos meses.

Irapuato tiene también el antecedente de otros ataques a centros de rehabilitación. El penúltimo de ellos con saldo de 10 muertos ocurrido el 6 de junio en la colonia 24 de Abril, con una mecánica de ataque similar a la registrada ayer.

En febrero un grupo de hombres armados secuestró a cinco personas de un anexo en la colonia  Progresiva El Jaral, tras lo cual incendiaron el lugar. Cuatro de los capturados fueron liberados y uno continúa desaparecido.

El 5 de diciembre de 2019, un comando armado de al menos 30 hombres irrumpió en un anexo de la colonia San Juan de Retana y secuestró a 25 personas, de las cuales liberó a 13. Semanas después fue localizada una fosa clandestina en la comunidad de San Antonio El Rico en donde encontraron un total de 16 cuerpos, entre los que se contabilizaron los hombres secuestrados en el centro de rehabilitación.