Especialistas recomiendan que en la medida de lo posible, en lo que resta del año y en 2021 no se adquieran deudas que incrementen las obligaciones, pues la situación económica en general estará complicada.

El doctor Miguel Ángel Oropeza Table, docente adscrito al Departamento de Contaduría del Centro de Ciencias Administrativas y Empresariales de la UAA, advirtió que quienes ya cuentan con créditos activos y su situación laboral y financiera no les permite hacer frente a los mismos, deben estar pendientes de los programas de la Asociación de Banqueros de México, para que puedan negociar sus compromisos a fin de mantenerse viables para reactivarse una vez que la economía tenga “mayor salud”.

Refirió que actualmente no se pronostica una mayor depreciación del peso mexicano, que comentó, podría rondar en el promedio alcanzado recientemente, alrededor de los 20 pesos, pero aun así habrá que estar atentos a cualquier movimiento.

Asimismo, habló sobre datos del INEGI en los que fueron incluidos cerca de 145 mil productos de uso común, entre ellos los de la canasta básica, y serán los que se mantengan en observación y calcular sus aumentos porcentuales, dado que éstos quedarán plasmados en el Índice Nacional de Precios al Consumidor en periodos quincenales, mensuales y anuales.

El doctor Oropeza Table mencionó que dentro de los productos que evalúa el INEGI, existen algunos cuyos precios tienen comportamientos volátiles al alza o a la baja, dependiendo de las temporadas del año.

Ejemplo de ello es lo que ocurre constantemente con la canasta básica agropecuaria, en la que se contemplan frutas y verduras principalmente, se debe observar esto, porque dijo, “no toda la inflación respecto del periodo anterior, se debe a una cuestión monetaria, sino que responde a ciclos naturales de oferta y demanda”.

Al explicar el asunto de la inflación y costos de los productos, el docente universitario resaltó que el sistema de libre flotación que se estableció en México en la última parte de la década de los 90’s, en el sexenio de Ernesto Zedillo, permite que el mercado determine el valor del peso frente al dólar, moneda que se ha colocado como referencia internacional.