Francisco Márquez 
Agencia Reforma

 El escalonamiento de nuevas versiones del 911 es una de las estrategias que mantiene fresco al modelo a lo largo de la generación, por lo que la variante GTS llega en un buen momento para ponerse al día en rendimiento e incorporaciones tecnológicas.
Uno de los grandes atributos es el nuevo motor, bóxer de 3.0 litros biturbo, puntualizando que el turbo es de nuevo desarrollo.
Dicho motor entrega 450 caballos de potencia, 30 más que el Carrera S y 20 más que el anterior GTS, mientras que con respecto al Carrera convencional, la diferencia es más significativa, hasta 80 caballos de diferencia.
Para mantenerse como un deportivo para entusiastas, se ofrece con transmisión manual de siete velocidades o Porsche Doppelkupplung, PDK, de doble clutch.
La configuración de tracción y carrocerías es otro de los grandes atributos, por lo que el 911 Carrera GTS porta tracción trasera; en tanto que el 911 Carrera 4 GTS cuenta con tracción en las cuatro ruedas, ambas con carrocería Coupé y Cabriolet, además del 911 Targa 4 GTS con tracción total.
Un símbolo de la técnica aplicada es el sistema de tracción, que proporciona una distribución de fuerza adaptada a las variaciones del pavimento para contar con el agarre adecuado en cada neumático, lo que se nota al mantener la estabilidad en el paso por curvas.
Para mejorar el desempeño en pista, equipa de serie la suspensión activa, PASM, mientras que las versiones de tracción trasera equipan PASM Sport, lo que reduce la carrocería en 10 milímetros y por ende mejora el centro de gravedad.
El eje trasero direccional es otro de los atributos técnicos a destacar, tanto en el día a día como en la pista. El sistema gira las ruedas  traseras en sentido contrario al de las delanteras, con ello se obtiene un radio de giro menor al estacionarse. En pista, la ventaja es la mejora de la trayectoria en curvas.

911 Carrera GTS en un vistazo
0-100 km/h: 3.7 segundos
Motor: Bóxer 3.0 litros
Potencia: 450 hp @ 6,500 rpm
Torque: 405 libras-pie @ 2,150-5,000 rpm