Aguascalientes es el séptimo estado con mayor estrés financiero entre su población, según la Encuesta Nacional sobre Salud Financiera 2023, realizada por el INEGI.
El bienestar financiero se define como la capacidad de una persona para satisfacer sus necesidades actuales y planificar para el futuro con seguridad económica. Este concepto está influenciado por diversos factores, incluyendo el contexto sociocultural, la etapa de vida y aspectos psicológicos. La planeación y el control de los gastos son aspectos clave para el bienestar financiero.
En nuestra entidad, el 53.2% de la población asegura que planifica un presupuesto con sus ingresos y lleva un registro de ellos; sin embargo, solo el 32.8% de estas personas cumple con dicho presupuesto. Las mujeres destacan en este aspecto, mostrando un mayor control en comparación con los hombres.
A pesar de estos indicadores positivos, el estrés financiero sigue siendo un problema, afectando al 61.7% de la población, una cifra superior al promedio nacional del 59.5%. Este problema, caracterizado por la preocupación y ansiedad ante la incertidumbre económica, tiene repercusiones tanto físicas como psicológicas, afectando incluso las relaciones interpersonales.
Solo el 39.6% de las personas en la entidad confía en su capacidad para manejar y administrar su dinero diariamente, y apenas el 24.2% tiene un plan financiero a futuro. Los altos niveles de estrés financiero generan ansiedad y tristeza, además de problemas de salud física como dolores de cabeza, insomnio y trastornos gastrointestinales como gastritis o colitis.